Getafe, plaza simbólica entre la fe y la urgencia

Montenegro y Moisés,l tras el 0-1, ante una grada cordobesista | MADERO CUBERO
El Coliseum Alfonso Pérez siempre será recordado por la invasión de 3.000 cordobesistas que celebraron la permanencia en la última jornada de Segunda en la Liga 2002-03

Getafe. La simple mención de ese nombre hace que se humedezcan los ojos de una generación de aficionados que vivió, con rabia juvenil y bendita inocencia, uno de esos episodios que han venido definiendo el sentir cordobesista. La tendencia al desastre fue siempre un deporte de moda en El Arcángel y aledaños. En junio de 2003, una legión de seguidores se desplazó al Coliseum Alfonso Pérez para disputar una “final”. El título era la salvación. Última fecha del calendario: el Córdoba necesitaba al menos un empate para salvarse. La estampa era cruda. El club, presidido por Ángel Marín y con Miguel Ángel Portugal como director deportivo, iba por su tercer técnico del curso. Empezó Iosu Ortuondo con un proyecto de cantera, siguió Fernando Zambrano con una avalancha de fichajes en el mercado de invierno y terminó Castro Santos con el reto de salvar los muebles en tres partidos. El primero lo ganó en Compostela con un gol en el último minuto de Alfonso. El segundo lo sacó adelante en El Arcángel con un tanto de Moisés que descendió al Oviedo y mantuvo con vida al Córdoba. Éste era el último. Y no valía perder.

Una flota de autobuses desembarcó en Getafe para tomar por completo un estadio que entonces, como ahora, no se caracterizaba por congregar a un público numeroso y estusiasta. Era el último partido y los madrileños, con Pepe Mel en el banquillo, no se jugaban absolutamente nada. Pero había que puntuar. Un gol del argentino Ariel Montenegro desató la locura y un empate del local Alberto en la segunda parte aportó morbo y aceleración de marcapasos. Todo terminó bien. Con el 1-1 se evitó la debacle absoluta y hubo fiesta por todo lo alto, con invasión de césped y vítores a los futbolistas como si fueran héroes. Se sumaron los 50 puntos. Ése era el Córdoba de la primera década del siglo veintiuno.

Aquel 29 de junio de 2003 fue la penúltima visita del Córdoba a Getafe. Aún le quedó una más, al año siguiente. Los blanquiverdes perdieron por 1-0 ante un adversario que terminó subiendo a Primera División, categoría en la que todavía permanece. Ha jugado finales de Copa y ha protagonizado una etapa de esplendor que ha paseado su nombre por Europa. El Córdoba, mientras tanto, siguió su vida como siempre. En 2004 llegó a la última jornada necesitado de un triunfo en Leganés para garantizar la salvación. La consiguió con 49 puntos y de nuevo hubo jolgorio generalizado. Se ganó una nueva oportunidad para la redención y afrontó con propósitos de enmienda la campaña 2004-05, en la que se conmemoraba el 50 aniversario de la fundación del club. El 'cincuentenariazo'. El club se hundió en Segunda B y se arruinó para una singular y tétrica celebración.

Ahora, un decenio después, ambos reencuentran sus caminos en un escenario que siempre será especial para el cordobesismo. Allí se salvó un día del descenso. Esta vez pretende convertir Getafe en el lugar en el que logró su primer triunfo en Primera División después de 42 años. Muchos de los blanquiverdes que se desplacen al Coliseum Alfonso Pérez -no serán tantos como aquella vez, pero habrá una buena colonia cordobesista- podrán rememorar aquellos días disparatados en los que la gloria era simplemente seguir viviendo.

UN PARTIDO PARA LA HISTORIA

GETAFE, 1: Nacho, Casado, Tena, Jusué, Mario, Chiqui, Vivar Dorado (Estévez, 77'), Juan Carlos, Alberto Ruiz, Copito (Álvaro Esteban, 71') y Craioveanu (David, 12').

CÓRDOBA, 1: Jáuregui, Garrido, Berruet, Ramón, López Ramos, Serban (Alfonso, 88'), Montenegro (Platero, 61'), Francisco, Xavi Gracia (Whelliton, 86'), Soto y Moisés.

ÁRBITRO: Pérez Izquierdo.

GOLES: 0-1 (31') Ariel Montenegro.

1-1 (53') Alberto Ruiz.

INCIDENCIAS: Partido disputado el 29 de junio de 2003, correspondiente a la jornada 42 del campeonato de Liga de Segunda División. Unos 4.000 aficionados en el Coliseum Alfonso Pérez, más de la mitad de ellos cordobesistas. Descendieron a Segunda B el Racing de Ferrol, el Oviedo y el Badajoz.

Etiquetas
stats