La tarea del Córdoba Femenino: clasificación y calendario de la fase de permanencia

Calendario del Córdoba Femenino en la fase de permanencia.

Desde inicios de mes conoce a sus rivales. También el formato de competición, si bien esto lo tiene aprendido de mucho tiempo atrás. Pero es a comienzos de esta semana, a partir el lunes, cuando, al fin, tiene configurado su calendario para el segundo tramo del curso. Así es tras el correspondiente sorteo de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que se produjera no sin cierta demora. No en vano, en efecto, sabe desde hace semanas su clasificación al arranque. En la tabla es importante un hecho: en el punto de partida prima el coeficiente puntos obtenidos en partidos disputados. Y al cierre, al menos en teoría, cuentan los casilleros como tales. La razón de esta doble perspectiva es que existe una diferencia de encuentros jugados en los subgrupos A y B, que durante esta etapa se equilibra. En cualquier caso, una realidad se certifica: el Córdoba Femenino y el Levante B parten con relativa ventaja sobre el resto. Como mínimo gozan de margen de cara a conseguir la salvación. Más allá de este detalle, el cuadro califal intensifica su trabajo de preparación para una fase de permanencia en Reto Iberdrola que está a punto de arrancar.

Como punto de partida, cabe recordar que la segunda fase tiene nuevamente formato de liga con, esta vez, nueve equipos y dobles enfrentamientos. Son los cuatro peores del Grupo Sur A, en que compitió el Córdoba Femenino, y los cinco últimos del Sur B los que conforman la competición, en la que parten con los guarismos de la primera etapa del campeonato. En este caso, a diferencia de lo que sucede en balonmano, por ejemplo, son los totales y no sólo los logrados ante los adversarios directos. Con todo, la relevancia a nivel clasificatorio no está tanto en los guarismos sino en un coeficiente resultante de los puntos sumados en los choques enfrentados. El motivo es que en el subgrupo A había menos rivales y, como es lógico, se disputaron menos duelos. Se hace, por tanto, para igualar la situación con los adversarios del subgrupo B. Dicho esto, resumen de la información que ya publicara CORDÓPOLIS días atrás, todos los conjuntos que pugnan por las cinco plazas -porque son cinco- de salvación para la próxima temporada conocen al fin sus calendarios. Dispuestos todos los números, el conjunto blanquiverde se ubica primero.

Aunque en este caso, a diferencia de lo sucedido en la fase de ascenso a Iberdrola, es necesaria una aclaración. El número de partidos de unos equipos y otros se iguala a lo largo de esta segunda fase, ya que los cuatro del subgrupo A disputan diez y los del B, ocho. Porque si algo no cambia en relación con el resto de competiciones, es que los clubes se miden a los clasificados del subgrupo contrario. Sea como fuere, la escuadra dirigida por Roberto Ramírez -que ha de debutar aún- sabe que comienza su tarea en feudo propio. Tal situación es la que deparó el referido sorteo del lunes, y del que dio sus primeros apuntes este periódico. Las blanquiverdes apuntan el 20 o 21 de marzo, el próximo fin de semana, como fechas para la visita del Femarguín SPAR a la Ciudad Deportiva. Su primer adversario se encuentra noveno -y último por ende- tanto en lo que se refiere al coeficiente (0,75) como en puntuación (12). Se ubica, por ámbito, a 0,46 y cinco del Córdoba Femenino. Mientras, el cuadro califal comienza con un 0,02 de renta en coeficiente respecto del Levante B, que suma dos puntos más

Otra aclaración es necesaria antes de continuar: el coeficiente varía cada semana con el resultado que se produzca. El cálculo es, en efecto, una división de los puntos entre los partidos. De vuelta al Córdoba Femenino, si su punto de partida está en feudo propio, el cierre de la fase de permanencia lo echa en campo ajeno. El 30 de mayo -o el 29, según se determine- visita al Levante B, que es precisamente su máximo rival por acabar en la primera posición y asegurar cuanto antes la continuidad en la división. La ilusión tanto de la plantilla y su cuerpo técnico -nuevo, cabe recordar- como de la totalidad del club y su afición es, como mínimo, llegar al último encuentro con opciones favorables de lograr la salvación. Por supuesto, en este caso no ocurre lo que sí con el Pozoalbense, de ahí el propio nombre del tramo competitivo: no tiene asegurada su plaza en Reto Iberdrola durante la campaña 2021-22. Otra vez en cuanto calendario, el primer duelo como visitante del conjunto blanquiverde debe disputarse el 27 o 28 de marzo en tierra levantina ante el Valencia B, que arranca como penúltimo. En esta ocasión sólo hay un fin de semana sin juego: es el del 22 y 23 de mayo.

En cuanto a la clasificación inicial de la segunda fase, el Córdoba Femenino es líder con una mínima ventaja sobre el segundo, el Levante B. Con un coeficiente de 1,21 se coloca 0,02 por delante del cuadro granota. Bastante más amplia es la distancia en relación al sexto clasificado, el primero de los equipos que perdería la categoría. No en vano, el Joventut Almassora se sitúa a 0,27 con un registro de 0,94. Aun así, no está de más recordar que mientras ahora los conjuntos del subgrupo A tienen 14 choques disputados y los del B, 16, al final de la segunda fase todos se van a encontrar con un total idéntico de 24. Los primeros, como quedó escrito, juegan diez y los segundos, dos menos -y esto es ocho-.De ahí que, en teoría, lo que sirva para definir la tabla con la fecha definitiva del tramo competitivo sean los puntos. Ahí, el cuadro califal es en realidad segundo, con dos menos que el Levante B: suma 17 por los 19 del adversario.

Etiquetas
Publicado el
16 de marzo de 2021 - 05:10 h
stats