Crónica

Tablas para seguir creciendo

El Córdoba Patrimonio y el Betis Futsal empatan en Vista Alegre

0

La intensa agenda del miércoles en clave cordobesista se trasladó de El Arcángel a Vista Alegre. El día vibró sobre el verde con los de Germán Crespo, y la noche iba a ser testigo sobre el parqué de un derbi andaluz con los de Josan González, que recibían a un Real Betis necesitado de puntos. La situación es crítica para los verdiblancos, y de eso quiso sacar partido el Córdoba Patrimonio. Lo dio todo como viene siendo habitual en el cuadro cordobés, aunque, al final, no pudo pasar de un valioso empate, pero que supo a poco.

Con todo, menos de un minuto tardó el conjunto blanquiverde en acumular su primera ocasión de gol, mediante un robo en la presión de Jesulito cuyo disparo se marchó desviado por muy poco. Una alegría inicial que se transformó pronto en un primer lamento. Y es que ya avisó el técnico pontano que el nivel de los sevillanos dista mucho de su posición clasificatoria. Así, supo responder rápido el Betis que, en su primer acercamiento, hilvanó una contra por la izquierda que finalizó Cleber con un potente disparo dirigido a la escuadra de la meta defendida por Cristian.

La efectividad que, en definitiva, es lo que cuenta, caía de un lado, aunque lo cierto es que el tanto no descompuso para nada al conjunto califa, que poco después siguió acumulando ocasiones. Las más inmediatas, por medio de Álex Viana quien dispuso de hasta dos oportunidades prácticamente seguidas para batir a Cidao. Ninguna encontró el premio del gol. Esa insistencia incentivaba a una grada bastante más poblada de lo normal, y todo pese a ser un horario complicado y entre semana. Las más claras seguían rondando el área bética, y si no que le pregunten a Ismael, que nada más salir se quedó solo ante el guardameta verdiblanco. No obstante, su disparo a bocajarro se topó con el cuerpo de éste. Y justo tras ese saque de esquina, Saura la empaló a la primera totalmente desmarcado, pero ahora el disparo se marchó acariciando el poste. La pólvora no andaba bien ajustada. 

Fue en la recta final del primer acto cuando el encuentro se enfrió, después de que Cristian sufriera un duro golpe de manera accidental con uno de sus compañeros, lo cual le obligó incluso a abandonar la cancha y tuvo el juego detenido durante varios minutos. Sin embargo, el guion continuó por un sendero similar a lo que se venía jugando. Un Córdoba Patrimonio más activo e insistente en ataque, pero sin acierto ofensivo. Por contra, a chispazos atacaba un conjunto bético muy castigado atrás, pero que sabía sacar fruto de los contragolpes. A poco más de tres minutos para el descanso fue Juanan el que ocasionó una salida rápida y de peligro, quedándose solo ante Prieto. Eso sí, el meta atajó bien la acción. Y con ese mínimo 0-1 tomaron ambos planteles el camino hacia vestuarios. 

Comenzó el segundo acto también más entonado el conjunto cordobés, siendo de nuevo el más insistente y vertical de los dos equipos. Así fue creciendo el ímpetu, y como no, otra vez, se fueron sucediendo los acercamientos. En uno de ellos, y con algo de fortuna, se encontró el empate. Un servicio de Jesulito rebotó en un jugador bético y el balón se coló entre los tres palos. La reacción se hizo notar y el público conectó con el equipo. Hasta tres ocasiones, principalmente con disparos lejanos de Ismael, tuvieron los blanquiverdes en los siguientes minutos para voltear el resultado. 

Pero es que cuando este equipo conecta con lo que realmente es. Cuando, como siempre quiere recalcar el técnico pontano, es fiel a sí mismo, se convierte en una auténtica apisonadora. Y así fue minando progresivamente la moral de su rival, y otra vez en un robo, Saura golpeó a la media vuelta, ante lo cual actuó Cidao, pero en el rechace apareció Zequi para hacer el 2-1 a placer. 

El Betis tomó el control entonces, con más empeño en la presión y siendo más protagonista con el balón. Pero el Córdoba Patrimonio demostró igualmente que también tiene calidad bajo palos, pues Prieto se vistió de héroe interviniendo una y otra vez ante las acometidas sevillanas. Y para colmo, la más clara salió otra vez de las botas locales, en una acción en la que Pablo del Moral se encontró un balón franco desde la frontal y que empujó con todas sus fuerzas. Sin embargo, el mismo se estrelló en la madera. 

El tramo final no iba a estar exento de emoción. A falta de tres minutos, Juanito puso en escena el portero-jugador. Lo contuvo bien el equipo califa en las primeras opciones, aunque no pudo ante una buena triangulación culminada por Eric. 2-2 y dos minutos para seguir soñando. Josan no iba a ser menos ambicioso y también puso el juego de cinco. Eso sí, con más pausa si cabe, pues el Córdoba fue construyendo la jugada hasta encontrar la mejor oportunidad. Apenas dispuso de una clara en los pies de Jesulito, con lo que el encuentro finalizó con un agridulce reparto de puntos.

Etiquetas
stats