Paso adelante definitivo

Jugadores del Córdoba Patrimonio celebrando un gol

0

Soñar y vencer a partes iguales. Tras la sufrida y meritoria victoria conseguida ante el Palma Futsal -uno de los grandes favoritos para alzarse con la corona nacional en la máxima categoría de este deporte a nivel español- en el Palacio Municipal de los Deportes de Vista Alegre, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad regresaba a la Primera División regida tanto por la Liga Nacional de Fútbol Sala como por la Real Federación Española de Fútbol y lo hacía en Vista Alegre, pero no en el ya conocido cordobés. Los chicos dirigidos por Josan González visitaban el duro Pabellón de Vista Alegre para enfrentarse a un Burela que no había comenzado del todo bien una nueva temporada en esta división, aunque siempre ha demostrado ser un complicado rival en su propia pista. Aun así, el cuadro califal logró vencer y consigue su segunda victoria consecutiva, instaurándose así en la mitad superior de la tabla clasificatoria.

El Córdoba Patrimonio nunca había ganado en territorio gallego, pero viajaba con la intención de superar esta estadística. Por ello, el técnico Josan González ya advertía en la previa del encuentro que en el Pabellón de Vista Alegre era muy difícil conseguir los tres puntos, aunque era posible si la concentración perduraba durante todos los minutos del encuentro. Por ello, los blanquiverdes salieron a la pista visitante con las ganas de demostrar el equipo serio que se han convertido a lo largo de toda esta preparación e inicio liguero. De hecho, el dominio y las ocasiones fueron por parte cordobesa durante los primeros instantes, con sendos disparos de Viana y Miguelín, pero el balear se iba a reencontrar con el gol e inaugurar su cuenta particular vistiendo la elástica califal minutos después. Tanto fue así que el exjugador de ElPozo Murcia batió a Edu a través de una jugada estratégica, iniciada por Lucas Perin, que salió a la perfección.

Aun así, el tanto de Miguelín no escondió la tónica del encuentro, ya que ambos equipos estaban en un nivel muy parejo. Por un lado, la intensidad era la principal protagonista de un choque en el que, más allá de los acercamientos del jugador balear y de Viana, no había presencia en ninguna de las áreas. Tanto fue así que esta tendencia intensa había llevado a ambas escuadras a acumular cuatro faltas en el electrónico cuando restaban aún cinco minutos para la finalización del choque. Entretanto y a pesar de que las ocasiones llegaban con cuentagotas, cada vez que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad hilvanaba una jugada, se apreciaba peligro. De hecho, Álex Viana tuvo en sus botas aumentar la ventaja en el electrónico, pero su disparo se estrelló con el larguero de la portería defendida por Edu, aunque este hecho no tardaría en suceder. Gracias al potencial ofensivo, los de Josan González se pudieron ir al descanso con un marcador cómodo, ya que Zequi aprovechó un balón al segundo palo de Shimizu para hacer el segundo en territorio gallego.

La vuelta tras el paso por vestuarios hizo que el Burela cambiase su actitud y su juego radicalmente. El conjunto gallego estaba obligado a ganar tras sumar un punto en sus tres primeros encuentros de la temporada regular -uno más que la entidad blanquiverde por el adelanto de la cita liguera por parte del Levante FS- y, por ello, volvió a la pista de Vista Alegre con la intención de recortar la distancia en el electrónico lo antes posible. De hecho, David Pazos probó fortuna en el que supuso el primer acercamiento peligroso de este segundo periodo, aunque no tuvo el acierto necesario para batir a Cristian Ramos -que, por cierto, repetía titularidad tras la conseguida ante el Palma Futsal-. Por su parte, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad respondió al ímpetu local por medio de un Zequi que quiso imponer el tercer tanto cordobés en el luminoso, aunque Edu realizó una gran intervención para evitar ese posible suceso.

Sin embargo, el jugador gaditano iba a encontrar su particular recompensa tras su buen partido en tierras gallegas. En una acción nuevamente por medio de una jugada de estrategia -principal hándicap de los de Josan González a lo largo de la temporada pasada-, Zequi hizo el tercer tanto que terminó por decaer los ánimos de un Burela que vio nuevamente como los blanquiverdes incrementaban la ventaja, una vez que desplegó el portero jugador de manera desesperada, por medio de un Ricardo Mayor que aprovechó un pase en largo de Cristian Ramos para hacer el cuarto tanto en el Pabellón de Vista Alegre. Aunque el conjunto local recortó distancias desde el punto de penalti, ya fue demasiado tarde. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad encadena su segunda victoria y se instaura en la zona de privilegio de esta Primera División, alejándose a su vez de los puestos de descenso a la segunda máxima categoría de este deporte a nivel nacional. Con esfuerzo y fe, a soñar.

Etiquetas
Publicado el
23 de octubre de 2021 - 20:36 h
stats