El disimulado paso al frente del Córdoba Patrimonio

Jesulito, en un partido del Córdoba Patrimonio.

La comparación es difícil en esta ocasión. O como mínimo, resulta inexacta. Así es al menos en caso de no realizarse con la apreciación de determinados matices. Más que nada porque, de entrada, esta temporada son dos clubes más los que compiten. Dicha circunstancia conlleva, como es lógico, que haya hasta un mayor número de partidos o que la definición de la tabla sea distinta. En este último punto, por ejemplo, son tres las posiciones de descenso y a ellas se añade una de play out: el peligro pasa de darse en una zona de dos lugares a otra de cuatro -o tres y medio, por si quiere verse desde otra perspectiva más optimista-. Con todo, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad mejora en mucho su situación a falta de siete jornadas, que son ocho en su caso, dentro de Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) respecto del anterior curso.

Como primer dato para fundamentar dicha afirmación, el conjunto blanquiverde está a día de hoy seis puntos por encima de la zona de descenso. Aunque en realidad son siete pues tiene a su favor el gol average particular con el Peñíscola, actualmente en el límite con el play out. Por el contrario, en el campeonato 2019-20 se situaba apenas dos por delante de dicha primera posición de bajada de categoría. Entonces miraba al Fútbol Emotion Zaragoza, al que precisamente se enfrenta el próximo domingo (12:00) y ante el que empató en su último choque (4-4). Después de aquel duelo no continuó la competición debido a la pandemia de Covid-19 y el cuadro califal pudo respirar con tranquilidad tras una campaña en la que no había pisado las plazas peligrosas pero en la que iba de más a menos. Por cierto, que también supuso ese equilibrio el cese de Miguel Ángel Martínez Maca como entrenador.

En torno a este apunte, una aclaración es necesaria: en el mencionado momento se habían disputado 23 choques y hoy en día ya van 27, si bien son 26 en el caso de los califales. El campeonato regular de Primera concluía además en 30 jornadas y no en las 34 que se alcanzarán en esta ocasión. Sea como fuere, con la perspectiva hecha de las siete fechas finales, el equipo de Josan González está claramente más cerca de la permanencia que en la 2019-20. A esto se puede agregar, en efecto, que tiene una contienda pendiente por el aplazamiento de la que había de celebrarse el sábado ante el Viña Albali Valdepeñas. Y el primer dato enlaza con un segundo, que también viene a confirmar el paso al frente en su camino del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. A pesar del incremento de los lugares que conllevan riesgo de caer a Segunda o directamente llevan a dicha división, se halla con una distancia mucho más amplia.

Como quedó dicho, el conjunto blanquiverde pasa de los dos puntos a los seis más uno de esta campaña. Esto en relación al descenso directo. Bien es cierto que con el play out la diferencia es mínima, de apenas un punto. Pero a la vez ocurre que goza de mayor renta respecto de la primera plaza peligrosa que del colista de la 2019-20. No en vano, cuando la mejor liga del mundo se vio paralizada por la crisis sanitaria de Covid-19 el cuadro califal sólo estaba cuatro por encima del último clasificado, en ese instante el Burela. Esta vez, sin embargo, posee una ventaja de 11 sobre el penúltimo, el BeSoccer UMA Antequera, y 13 sobre el farolillo rojo, O Parrulo Ferrol. Estos dos adversarios son los que se ubican en los puestos agregados a los 16 habituales -son 18 en este campeonato-.

Y todavía existe un detalle significativo en este sentido, que lo es más si cabe por el hecho repetidamente referido del mayor número de equipos. Una circunstancia ésta a la que se añade además la rareza en el desarrollo, o también la tremenda igualdad en el torneo. Lo cierto es que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad se encuentra ahora a ocho puntos de la octava plaza, que son los mismos, ni uno más ni uno menos –sin contar con el average, eso sí-, que le separaran el pasado curso del decimosegundo. No quiere decir esto que el conjunto blanquiverde piense en este momento en llegar al play off por el título sino que está mucho más dentro de la competición. Para que haya mejor contexto, el cuadro califal era decimocuarto en la 2019-20, por lo que había una brecha en dos lugares de la clasificación. Mientras, en la actualidad los cuatro rivales que inmediatamente le superan en la tabla los tiene entre el punto y los seis. Es decir, el equipo de Josan González da un disimulado paso al frente.

Etiquetas
Publicado el
20 de abril de 2021 - 05:20 h