Y de repente, otras dos semanas sin competir

Shimizu, en una pugna del duelo con el Peñíscola.

Cierra el fin de semana con la satisfacción del deber cumplido. Incluso con el deseo de volver a la pista cuanto antes. La victoria suele conceder ese impulso anímico. Pero lo cierto es que, como ocurre demasiado habitualmente esta temporada, va a ver cortada su trayectoria por un parón competitivo. Esta vez, eso sí, no es por aplazamiento, que ya lleva nueve. De hecho, aún ha de recuperar tres partidos. Se produce otro receso para el Córdoba Patrimonio de la Humanidad y para todos los clubes de Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) con motivo de compromisos de la selección, que juega de nuevo el 6 y el 9 de marzo. No queda más remedio, por tanto, que esperar al 13 de marzo para pugnar por otro triunfo. Y lo curioso es que tras el regreso, hay nada más y nada menos, tres jornadas en siete días antes de otro asueto.

De repente, otras dos semanas sin competir. Es la difícil realidad del conjunto blanquiverde a lo largo de la presente campaña. Tampoco es que sea el único equipo afectado por un calendario atípico debido, principalmente, a la situación generada por la pandemia de Covid-19. De entrada por la existencia de dos entidades más en la siempre llamada mejor liga del mundo y como añadido, por el atraso en el comienzo del curso. En todo caso, la escuadra de Josan González no vuelve a la competición, como el resto de sus rivales, hasta el fin de semana del 13 y 14 de marzo. Para tales fechas ha de visitar la cancha de uno de los adversarios más potentes del campeonato, el Palma Futsal de Carlos Barrón, Lolo Urbano y Rafa López. En esta ocasión, por cierto, no hay lugar a la duda acerca de la disputa de otro encuentro, toda vez que está descartado recobrar alguno de los aplazados.

En efecto, fuentes del club consultadas por CORDÓPOLIS confirman que el cuadro califal no va a aprovechar el parón del próximo fin de semana para medirse al Burela o al BeSoccer UMA Antequera. Así es por diversos motivos. Sobre el partido ante los gallegos, la entidad rival prefiere postergar la fecha tras un cambio en el banquillo. Ya en relación al derbi con los malagueños, es el propio conjunto blanquiverde el que ve con buenos ojos no jugarlo. Entienden las cúpulas directiva y técnica que el choque del viernes con el Peñíscola era de gran tensión para la plantilla, como hubo opción de comprobar durante la contienda, y que viene bien un respiro. Además, procura la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) organizar metódicamente la recuperación de todos los encuentros en suspenso.

Lo cierto es que no es la primera vez en que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad va a estar dos semanas, o más de una como poco, sin intervenir. Sin ir más lejos, ante el conjunto castellonense jugó tras otro parón obligado. Éste fue por la participación del Barça en Champions el viernes anterior. También la propia competición condiciona en este sentido, ya que hubo hasta cuatro períodos de descanso precedentes al que llega. Una situación ésta que contrasta con el hecho de que al principio el curso fuera un auténtico esprín con partidos cada tres y cuatro días durante varias jornadas. Dicha circunstancia se va a repetir, curiosamente, tras el regreso a las pistas de la totalidad de los clubes. No en vano, en torno al 16 de marzo está prevista la vigésimo cuarta fecha de la temporada y al siguiente fin de semana, del 20 y 21 del próximo mes, se fija la vigésimo quinta.

Para rizar aún más el rizo, después de esa serie de tres encuentros va a tener lugar un nuevo receso en Primera de la LNFS. Entonces por la disputa de la Copa de España entre el 25 y el 28 de marzo. La espera para el Córdoba Patrimonio de la Humanidad va a ser ligeramente menor en este caso al tener fijado su enfrentamiento aplazado con el Barça para el día 31. Dentro de este panorama, como nota positiva está para el conjunto blanquiverde su salida de la zona de descenso. Es decir, el equipo de Vista Alegre afronta estas dos semanas sin competir con el alivio de saberse fuera de las posiciones que conducen a Segunda a final de campaña. A ello ha de unir que, por si fuera poco, obtiene el balón de oxígeno con menos duelos que duelos que los rivales a los que precede en la clasificación. En concreto, tiene tres menos que el Peñíscola y dos menos respecto del BeSoccer UMA Antequera, a los que aventaja en un punto. Al tiempo que tiene uno por igualar en relación al Ribera Navarra y O Parrulo Ferrol.

Etiquetas
Publicado el
28 de febrero de 2021 - 05:30 h
stats