Un cerrojo desde la base

Cristian durante un entrenamiento del Córdoba Patrimonio

Apostar por la cantera es un sello de identidad más que asentado en el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Es ADN del club el hecho de nutrirse del talento de casa, filosofía con la que ha ido creciendo desde su fundación hace menos de una década, y que se mantiene hoy en día (con las limitaciones que supone jugar en Primera División), y que ahora se configura de manera interna. En efecto, el crecimiento del club ha ido de la mano de la creación de las categorías base, que prácticamente desde su puesta en marcha han tenido un impacto exitoso tanto a nivel provincial como andaluz, evidenciando el enorme talento presente en la provincia, y que incluso ha deparado que varios futbolistas ya hayan disfrutado de las miles de la máxima categoría del fútbol sala español. El caso quizá con más repercusión sea el de Ismael López, que llegó a debutar con el Córdoba Futsal en Segunda División siendo juvenil, lo que le valió para firmar por el filial de ElPozo, donde se ha ido forjando en los últimos años hasta que este mismo verano se confirmó su vuelta a Córdoba en calidad de cedido. Asimismo, otros canteranos como Joaqui o Pedro han tenido también participación durante el curso anterior con el primer equipo. 

En este sentido, la presente temporada no iba a ser menos, ya que Josan González cuenta a día de hoy con un nutrido grupo de canteranos que trabajan codo con codo con la primera plantilla. A los ya mencionados se unen otros como Víctor, Joseda, Álex Bernal, Alrovi, Raulito y Dani, quienes han tenido la oportunidad de participar en varios de los amistosos disputados por el equipo hasta la fecha. La recompensa al talento y al trabajo, dos características que van unidas en las bases del Córdoba Patrimonio. Y es que el club está recogiendo todo lo sembrado durante estos años, que realmente no es un periodo excesivamente largo, por lo que el crecimiento ha sido exponencial. Quizá incluso, como suele ocurrir en este club, por encima de lo esperado. De hecho, la entidad de José García Román cuenta ya con un filial en Tercera División, lo que da una nueva dimensión de oportunidades al primer equipo. 

Por tanto, trabajar ahí resulta imprescindibles y así ha quedado reflejado con una nueva campaña del Córdoba Patrimonio. En este caso, dirigida a una demarcación en concreto como es la portería, uno de los puntos débiles del plantel en lo que va de preparación, pues el equipo suma una media elevada de goles en los encuentros amistosos. Eso sí, solo falta calibrar el nivel, puesto que tanto Cristian Ramos como Prieto se erigen como dos referentes bajo palos y que ya han demostrado en multitud de ocasiones ser auténticos seguros para el equipo.

Precisamente es bajo sus figuras desde donde nace la Escuela de Porteros del club para la temporada 2021-22. Según informó la propia entidad en sus redes sociales, la misma se pondrá en marcha a partir del lunes 27 de septiembre en el Palacio Municipal de Deportes de Vista Alegre y contará con clases dirigidas por jugadores de la primera plantilla. Por tanto, lecciones de Primera División para unas bases que apuntan a lo más alto.

“Entrena y diviértete con tus ídolos. Nuestros jugadores de la primera plantilla son los encargados de llevar a cabo los entrenamientos y ayudar a los pequeños para que avancen en su formación, junto con el entrenadores de porteros del primer equipo”, subraya el comunicado emitido por el club. Así, las sesiones tendrán lugar los lunes de 17:30 a 18:30 para niños de 9 a 12 años. La cuota de inscripción es de 12 euros al mes, debiendo de abonar el seguro durante el primer mes. Los interesados deberán rellenar el formulario de inscripción al que se puede acceder en el siguiente enlace

Etiquetas
Publicado el
9 de septiembre de 2021 - 05:30 h