Una fiesta rápida y al lío

Los jugadores del Córdoba bromean en un entrenamiento. | MADERO CUBERO
El Córdoba vuelve al trabajo apenas unas horas después de vencer al Levante: el martes hay partido en Alcorcón | Los blanquiverdes recuperan confianza antes de una semana intensa

Nada como un triunfo para ver la realidad de otro modo, con mejor color. Más todavía cuando llega después de una dinámica poco alentadora y una derrota difícil de digerir. Por si fuera poco, el Córdoba recupera la sonrisa ante un Levante invicto hasta este sábado. Es decir, el conjunto blanquiverde acaba con cualquier duda, al menos por el momento, para volver a creer en sus opciones. Sobre todo porque además de ganar ofreció su mejor versión en lo poco que va de temporada y demostró una importante capacidad de competir. El cuadro califal fue sólido atrás, serio en todas las facetas, peligroso arriba y tuvo criterio a la hora de manejar el balón. Todos los condicionantes que facilitan el camino a la felicidad y que deseaba alcanzar José Luis Oltra. De ahí que el equipo celebrara sobremanera la suma de los tres puntos en el choque con los granotas. Aunque la fiesta duró muy poco. Tanto como el tiempo que transcurrió desde ese partido hasta la vuelta a los entrenamientos. En sólo dos días, los cordobesistas vuelven a tener trabajo.

En efecto, apenas tuvo tiempo el conjunto blanquiverde de saborear el triunfo sobre el Levante, que desde este domingo, unas horas después del encuentro, ya es asunto del pasado. Porque el horizonte en esta ocasión se vislumbra más cercano de lo habitual. El campeonato de Segunda A -Liga 1, 2, 3 en el presente curso- entra en una fase vertiginosa y el Córdoba no quiere entrar en ella a contrapié. El martes afronta un nuevo choque liguero en Alcorcón, un escenario que le es poco propicio y ante un rival que necesita de la victoria para escapar de la zona baja de la tabla. A las 20:00, el balón rodará en Santo Domingo y el equipo de Oltra desea estar al 100 por 100 para dar regularidad a la buena línea iniciada en su último partido, el que disputó con el líder -que lo sigue siendo, aunque igualado con el Zaragoza-. Sin tiempo que perder, el cuadro califal regresó este domingo a los entrenamientos en la Ciudad Deportiva Rafael Gómez en lo que es un comienzo anticipado de la nueva semana.

Los cordobesistas no tienen la más mínima intención de dejar nada al azar en lo que viene por delante. Eso no es otra cosa que seis días de gran intensidad. Primero toca acudir a Alcorcón, partido para el que volverá a trabajar el lunes en horario matinal -y a puerta cerrada-. En tierras madrileñas los blanquiverdes esperan sumar de tres otra vez y afianzar su posición -que puede dejar de ocupar al final de la jornada, todo depende de los demás resultados- en la zona de play off. La cita la encara, eso sí, con una dosis extra de confianza y otra de optimismo: acabe como acabe el fin de semana, el cuadro califal estará a dos puntos del ascenso directo. Pero el choque en Santo Domingo es sólo la primera parada de la semana, ya que después corresponderá prestar atención a la visita del Nàstic el próximo sábado (El Arcángel, 18:00). Una agenda más que completa, por tanto, la que tiene el Córdoba esta semana, en la que desconocerá, al menos en principio, el significado de la palabra descanso.

Etiquetas
stats