“Ni antes estábamos muy mal ni ahora para tirar cohetes”

Bernardo presiona a un rival en un encuentro con el Córdoba | MADERO CUBERO
Bernardo apeló a la calma a pesar de la buena dinámica que atraviesa Córdoba, ya que "en un estado equilibrado es cómo el equipo va a rendir al máximo"

Tras gozar de dos días de descanso después del triunfo alcanzado en el Rico Pérez, el Córdoba regesó esta mañana a los entrenamientos. En esta primera sesión de trabajo de cara al duelo del sábado con el Mirandés se contaron las conocidas ausencias de López Garai y Obiora, a las que hubo que sumar la retirada antes de tiempo, por lesión, de Campabadal. Quien no faltó y después pasó por sala de prensa fue Bernardo, uno de los nombres propios en el conjunto blanquiverde en los últimos tiempos, ya que se ha ganado un puesto en el once de Albert Ferrer por delante, incluso, de Iago Bouzón y su hermano Fran. El canterano apeló a la calma a pesar de la dinámica que atraviesa el cuadro califal. "Nosotros estábamos muy tranquilos en la situación anterior, que era complicada, y ahora en otra normal en que nos encontramos seguimos manteniendo esa tranquilidad que teníamos. Ni antes estábamos muy mal ni ahora estamos para tirar cohetes", expresó al inicio de su comparecencia. "Pienso que manteniéndonos en un estado equilibrado es cómo el equipo va a rendir al máximo", concluyó.

Con todo, el zaguero admitió que resulta muy satisfactorio vivir en estos momentos una racha que se quiere encaminar a la cuarta victoria consecutiva y que devuelve al cuadro blanquiverde a la ilusión de optar por el play off. "Si echas la mirada atrás y ves lo que has pasado y toda la mala situación que atravesó el equipo el mes anterior y ahora, con el trabajo duro y el sacrificio que ha hecho el vestuario, te encuentras con una dinámica positiva, pienso que tiene que ser un acicate para esforzarse al máximo y sacar fuerzas de donde no las haya para que no termine", señaló para añadir que "las rachas malas duran, que ahora en la positiva todos pongamos de nuestra parte, y cuando digo todos, digo todos, para tirar para delante para ir sumando de tres en tres hasta el final todo lo que se pueda". En cuando al estado del equipo, Bernardo apuntó que "el equipo se encuentra anímicamente muy bien". "Estábamos convencidos de que lo que estaba pasando era un bache que nadie esperábamos y estábamos en una posición que no merecíamos", comentó sobre la crisis anterior.

Pero, ¿qué sucedió para que se produjera ese cambio coyuntural? "Que se dieran los resultados y la pelota nos entrase, era cuestión de tiempo. En los malos momentos hemos estado juntos y tranquilos y ahora en los buenos no hay que desviarse de esa senda", respondió sin olvidar que desde que se ganó en Gijón sólo se mira "el día a día". En cuanto al próximo rival de los califales, el Mirandés, indicó que se trata de "un equipo que sabe a lo que juega, bastante equilibrado y que vendrá a chafarnos la cuarta victoria consecutiva", si bien "nosotros responderemos con nuestras armas y con la afición, que nos va a arropar seguro como hasta ahora". Los burgaleses suman cinco triunfos en sus últimos siete encuentros, algo que les coloca en una situación no muy diferente a la del Córdoba -tiene 47 puntos-, de forma que quizá se pueda considerar un rival directo. "Es lo que tiene la Segunda este año, que está muy competitiva y muy, muy apurada, tanto si te metes arriba como si te metes abajo", afirmó para agregar que "ahora mismo se está abriendo una brecha por abajo más o menos, pero no te puedes fiar de ningún equipo".

Sobre su actual situación dentro del conjunto blanquiverde, aseguró que "siempre es bonito" poder disfrutar de minutos. "Para mí es un orgullo defender el escudo de mi ciudad, es para lo que he trabajado desde que entré aquí con siete añitos", expuso. También comentó que trabaja "día a día para estar a disposición del equipo y del entrenador" y que no piensa "más allá". "Ha pasado mucho tiempo y hemos madurado y crecido, a nivel personal y a nivel futbolístico. Me encuentro en un estado de forma bueno", señaló cuando fue cuestionado sobre el tiempo que hubo de esperar para vivir un momento como el presente. En referencia al hecho de haber ganado la partida también a su hermano Fran, destacó que están "compitiendo todos los defensas a muy buen nivel, poniendo las cosas muy difíciles al míster". En ese sentido, aseveró que "siempre que haya competencias en el equipo y en el vestuario para el futbolista y para el grupo es bueno".

Etiquetas
stats