Eduardo Burgos regresa y toma el mando del Deza Maristas

.

La pasión nunca se pierde. Eso ha sido precisamente lo que ha debido sentir Eduardo Burgos, que regresará a la primera línea haciéndose cargo del banquillo del Deza Maristas de la N1 Liga Nacional femenina de baloncesto. Un reinicio que parte desde donde todo empezó. Las pistas del Colegio Cervantes volverán a inundarse del conocimiento y la experiencia del mítico entrenador cordobés, pues Sebastián del Rey, hasta la fecha preparador del cuadro colegial, ha considerado la necesidad de un cambio de timón ante el juego desarrollado en las últimas jornadas, tal y como ha expresado el club. Un giro inesperado, pues Burgos anunció su retirada hace un par de años, tras más de cuatro décadas dedicado a la formación de jugadores.

Anunció su marcha, pero lo cierto es que nunca terminó de irse. Su desafío ahora llega para dirigir a una de las plantillas más representativas de la provincia en la modalidad femenina en los últimos años. Así, el Deza Maristas, que a día de hoy marcha en la tercera posición del grupo con 23 puntos, no tiene otro propósito entre ceja y ceja que el estar un curso más en la fase de promoción a Liga Femenina 2.

De esta forma, con dicha decisión, la entidad pretende “revertir una situación y seguir potenciando la mejora del grupo, asumiendo con las mayores garantías la fase final de la temporada”. Además, el Maristas indica que cuenta con “todas las opciones de luchar por estar entre los mejores”, apuntando a continuación que el equipo “descansa esta semana y que Burgos tendrá en pocas jornadas que hacerse con la dirección de la plantilla”. Se trata del segundo cambio en los banquillos cordobeses de dicha competición en apenas unas horas, tras la incorporación anunciada por el CP Peñarroya de Juanra Guzmán.

Etiquetas
stats