Dos días de vacaciones antes de lo que vendrá

Oltra abraza a un jugador en la Ciudad Deportiva | MADERO CUBERO
El Córdoba, nuevo líder en solitario de Segunda División, volverá a entrenar el miércoles | Oltra preparará el partido en Albacete sin el lituano Stankevicius

“Señores: ¡Hasta el miércoles!”. La primera plantilla del Córdoba despachó el domingo su sesión de recuperación después del choque ante el Nàstic con el regusto de un liderato provisional que se convirtió, unas horas después y tras la derrota de Osasuna en El Sadar, en una primera posición en propiedad y con dos puntos de ventaja sobre los navarros. Gloria pura. Oltra concedió dos días de descanso al grupo, que retornará pasado mañana a la Ciudad Deportiva (10:30) para realizar una práctica a puerta abierta.

En el horizonte, un partido en Albacete (domingo, 17:00 horas) que se presenta revestido de un aura especial. Como todos a partir de ahora. Al Córdoba lo miran con otros ojos. Se ha erigido en el equipo más dominante de un campeonato tremendamente igualado –como lo ha venido siendo en las últimas campañas–, en el que no conviene perder la cautela ni el sentido de la realidad. Ese talante es de obligado cumplimiento para los profesionales del club. En el entorno es optativo: tan lícito es advertir sobre los peligros que se avecinan como abonarse a un estado de loca felicidad. Las explosiones de euforia entre la afición están plenamente justificadas: el equipo no era líder de Segunda desde el año 2000, hace tres lustros. Y para encontrar un primer puesto en la división de plata rebasada la décima jornada,n hay que bucear en la hemeroteca para encontrar unas fotos en blanco y negro que dicen que el Córdoba fue primero en el curso 1974-75. No hay niños en la ciudad que hayan visto algo igual. No sería extraño que el próximo día de entrenamiento público haya algunos que acudan con la tabla clasificatoria fotocopiada para que se la firme el mismísimo Oltra.

El valenciano comenzará a preparar el duelo en Albacete con una sensible baja. Marius Stankevicius vio ante el Nàstic la quinta tarjeta del ciclo y será sancionado con un partido de suspensión. El defensa lituano, en el disparadero durante la semana anterior por su discutible rendimiento en el lateral y un áspero altercado con Florin, se reivindicó sobre el césped con una actuación que rozó lo impecable. Por lo demás, Oltra cuenta en principio con toda la plantilla disponible. No hay lesiones más allá de las clásicas molestias que cada cual se va tratando de modo específico. El Córdoba saldrá en Albacete con el once alterado después de tres semanas consecutivas repitiendo equipo inicial. Con Markovic y Rodas amenazados de suspensión, además de Cisma y Deivid con tres tarjetas ya cada uno, el grupo tendrá que poner a prueba a los relevos desde el banquillo. Un obstáculo más para un equipo que está haciendo frente, con éxito, a circunstancias complicadas.

Etiquetas
stats