Día uno de su propia vida

Aguado besa a Narváez tras el gol en el Córdoba CF - Lorca (1-0) en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Ser el dueño de su destino. Saber que del acierto o el error propio dependerá el desenlace del campeonato. Dejar a cuatro equipos por detrás. El Córdoba sigue metido en el fango de la clasificación, pero sonríe aliviado. Ya gana hasta sin jugar bien. "Otras veces perdimos partidos en los que merecimos ganar", apuntaban voces desde el vestuario tras el 1-0 ante el Lorca. Lo bello es lo útil. Pragmatismo puro. "Esto es un sueño, porque ahora podemos pelear de otra manera", dijo en la sala de prensa José Ramón Sandoval, bajo cuya guía la progresión ha sido fantástica. El Córdoba ha hecho 16 puntos de los últimos 21 en juego. Sólo Sporting (pleno de 21), Tenerife (18) y Zaragoza (18) han cosechado más que los blanquiverdes, que este martes tienen jornada de descanso antes de afrontar el trabajo para la próxima cita. Se mirarán al espejo y prepararán el plan solo para ellos, sin mirar a nadie más. El primer día de su propia vida.

Ya hay dos equipos sentenciados: Lorca y Sevilla Atlético. A falta de ocho jornadas, caerán matemáticamente con antelación. El Córdoba fue durante algunos momentos de la Liga el tercer integrante de ese pelotón de los torpes. Desde que llegó Sandoval -y el cambio en la propiedad y los fichajes invernales también-, todo dio un giro. El equipo salió de entre los muertos y ahora pelea con las endorfinas a tope. Algunos de sus adversarios andan ahora deprimidos y desorientados. El Córdoba está en disposición de dar el golpe y salir, por primera vez desde hace seis meses, de las posiciones de descenso. Este próximo domingo tiene una oportunidad en El Sadar ante Osasuna, un equipo que no está protagonizando un curso brillante pero que tiene sus opciones de volver a Primera. Como casi todos en la primera mitad de la tabla.

El Córdoba (35 puntos) se ha situado a uno de la Leonesa (36) ya dos del Barcelona B (37). El filial culé marca el límite. Por encima andan Almería (38), Alcorcón (41), Reus (41) y Nástic (42). Sobre el papel, y a día de hoy, el Córdoba se salvaría si hace al menos los mismos puntos que el Almería y Leonesa y les vence en los duelos directos. Visitará al equipo castellano en la jornada 37 y recibirá al rojiblanco en la 40. Antes de eso se producirán enfrentamientos directos que podrían tener efectos colaterales beneficiosos para el Córdoba, como el Almería-Barcelona B (jornada 37), el Alcorcón-Leonesa (jornada 38) o el Almería-Alcorcón (jornada 41).

Y aunque siempre es conveniente tener vista panorámica, el Córdoba se puede centrar en su propio camino. Su hoja de ruta empieza en Pamplona ante Osasuna (domingo, 18:00) y seguirá contra el Sevilla Atlético en El Arcangel (viernes, 21:00). Le quedarán desplazamientos a los campos de la Cultural Leonesa, Rayo Vallecano y Reus, mientras que en casa recibirá a Huesca, Almería -se avecina un derbi cruel en la jornada 40- y Sporting de Gijón. Con los doce puntos como anfitrión, el Córdoba llegaría a los 47. Tendrá que agarrar algunos fuera de El Arcángel.

"Sabemos cómo es el fútbol y la Segunda División, donde todos los partidos son complicadísimos. Hubo más alivio que alegría en el vestuario porque era un partido que había que ganar sí o sí y se consiguió. Pero todavía tenemos cosas por mejorar y partidos importantes por delante". Lo dijo en zona mixta Álex Quintanilla, uno de los puntales de la defensa del Córdoba. "Todavía no está cumplido ni mucho menos el objetivo, pero antes estábamos en mitad del océano y ahora vemos tierra. Los puntos valen igual contra el Lorca que contra Osasuna. Vamos a ir a competir y con la mentalidad de conseguir los tres puntos porque somos capaces de ganar a cualquiera, pero tenemos que dar el 100". El vasco sabe de lo que habla. La temporada pasada descendió con el Mirandés y no quiere repetir experiencia.

Etiquetas
stats