Deivid, el sentimiento y las ganas de revancha

Deivid en el entrenamiento de hoy | MADERO CUBERO
“Hay gente comprometida, implicada, y eso es fundamental”, dice el central canario, que confiesa que sabía “desde el minuto uno” que “no iba a salir de aquí”

A Deivid le puede cambiar la vida. Eso espera él, al menos en el aspecto deportivo. Es uno de los supervivientes del curso en Primera, una experiencia demoledora de la que sólo se puede salir de dos modos: huyendo para no volver más o quedándose para usar todo ese bagaje de sufrimiento como estímulo para relanzar una trayectoria. El defensa canario tomó la segunda opción por varias razones de peso, entre ellas un contrato en vigor y la certeza de que contaban con él para el proyecto de resurrección blanquiverde. “El 'presi' me lo dejó muy claro cuando me reuní con él más de una hora antes del último partido en Éibar. Sabía que no me iva a dejar salir”, ha confesado ante los periodistas el jugador en la concentración de Campoamor, donde ha ratificado que su papel puede ser clave en el Córdoba 15-16. “El míster me dijo que contaban conmigo y yo quiero responder en el campo con mi juego”, ha declarado.

“A nivel personal estoy muy contento de estar aquí. La verdad es que el grupo es un espectáculo. Tenemos gente comprometida, implicada, y un cuerpo técnico integrado al máximo desde el primero hasta el último. Eso se ha notado desde el primer día que empezamos en Córdoba y se está viendo aquí en Campoamor, donde nos están cuidando al máximo cada detalle. Una buena pretemporada es fundamental para arrancar bien la Liga”, ha indicado el futbolista, que en la campaña en Primera mostró su polivalencia. Quizá para la temporada que viene sea distinto. “En mi ficha no pone dónde voy a jugar. En principio, en los ensayos que hemos hecho, el míster me ha puesto de central. En mis partidos en Primera, tanto en el Sevilla como en el Córdoba, jugué más de mediocentro. Donde tenga que jugar lo haré, porque lo importante es estar en el once. En eso estoy. Mi idea es aportar, sumar al equipo”, ha apuntado.

Después de vivir el calvario del ejercicio pasado, Deivid encuentra razones para construir una nueva esperanza. “Hay gente que siente esto y tiene ganas de revancha después de la temporada tan nefasta que hicimos. Hay gente comprometida con la causa, un cuerpo técnico nuevo y un buen objetivo que nos debe llevar a luchar en común por él. Tenemos que sacarnos de la cabeza lo del año pasado porque eso no fue normal. Aún estamos en ello”, ha admitido. “Tenemos que meter ideas nuevas, ánimos renovados, y buscar la manera de estar arriba porque ése es el objetivo. Pero hay que ir paso a paso porque la Segunda División es larguísima y se pasa por muchas fases. En las fases negativas es donde ser ve al grupo humano. Eso será importante para tirar del carro”, añadió.

Lo de su retorno a Las Palmas, un rumor que tomó cuerpo durante un tiempo, fue fruto de malentendidos. “Desde el minuto uno sabía que no iba a salir. Me pasaron alguna noticia que otra, aunque me imagino que la más sonada era que iba a volver a Las Palmas. Pero en ningún momento me ofrecí ni me llamaron. Sí celebré allí el ascenso como un aficionado más, porque ellos se lo merecían. Sufrí mucho. No fui al campo pero lo vi por la tele. Luego felicité a todos los compañeros uno por uno, pero más allá eso no hubo nada más. Sabía que tenía un año más en el Córdoba”, ha explicado ante los medios.

Etiquetas
stats