El curioso caso de Juan Sabas

Juan Sabas y Javier González Calvo, en la presentación del técnico | ÁLEX GALLEGOS

Es un secreto a voces. Tanto es así que el propio club confirma, sin rodeos, su idea en este sentido. Ahora sólo resta cerrar el acuerdo negro sobre blanco y hacer el anuncio oficial. Lo cierto es que, salvo giro inesperado de los acontecimientos, el Córdoba tiene entrenador para la próxima temporada. Y éste no es otro que el todavía actual técnico de, un Juan Sabas que curiosamente todavía no sabe lo que es dirigir al equipo en un partido oficial. Porque la pandemia de Covid-19 y el final anticipado del curso por parte de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) son sendos contratiempos, los dos ligados el otro al uno, para el cuadro califal pero también para el madrileño. Pese a tal circunstancia la dirección deportiva de la entidad tiene claro que el elegido para liderar el proyecto 2020-21 es él.

Después de señalarlo en declaraciones a medios, el consejero delegado del Córdoba subrayó el viernes la intención de mantener la vinculación con el preparador natural de Madrid la campaña venidera. “Hemos transmitido públicamente que queremos que se quede. No creo que haya problema. Y no creo que tarde mucho”, expresó al respecto Javier González Calvo en rueda de prensa telemática. El mandatario blanquiverde fue más allá y aseguró que desde la entidad se está “trabajando ya con él para el año que viene”. Esta última afirmación es de interés sobre todo si se tiene en cuenta que Juan Sabas es la pieza clave para la hoja de ruta, en plano deportivo, de cara a la siguiente temporada. Así lo apuntó también el gestor de la entidad califal.

“Lo primero es poder empezar a trabajar con el entrenador para adaptarnos a él”, dijo Javier González Calvo en relación a la confección de la plantilla. Por supuesto, el club pretende contar con la opinión del técnico para completar un equipo en el que no son pocas las dudas por resolver. Hay cedidos que han de regresar, jugadores que acaban contrato, cedidos que se marchan -excepto cambio de situación- y futbolistas que pese a tener vinculación quizá no interesen. En todo ello debe actuar la dirección deportiva, como es lógico, con la intervención de Juan Sabas. Y eso que sólo pudo dirigir unos cuantos entrenamientos tras su fichaje. Más que nada porque su llegada se produjo la misma semana en que el Gobierno declaró el estado de alarma.

Los hechos se precipitaron e, aunque la primera pretensión de la RFEF fue retomar la competición en Segunda B, impidieron el debut del madrileño. Juan Sabas firmó con el Córdoba el 10 de marzo tras la destitución de Raúl Agné, con el que los blanquiverdes no lograron permanecer en zona de play off después de entrar en ella. Fue sólo cuatro días después cuando el Gobierno estableció el inicio del período de cuarentena en el país. El técnico había llegado para repetir, con las diferencias existentes entre un caso y otro, la gesta que completó en el Extremadura. Al cuadro de Almendralejo lo llevó a Segunda A tras hacerse cargo del banquillo a dos jornadas del final de la liga regular en el Grupo IV la temporada 2017-18.

Etiquetas
stats