Un cuarto de siglo después, de bronce pero adelante en Copa

Córdoba - Albacete (2-0) de Copa del Rey | ÁLEX GALLEGOS

Tras el traspié de la anterior temporada, no sólo por el fondo sino por la forma, vuelve a disfrutar de una competición que le otorga grandes alegrías en los últimos tiempos. La reconciliación que deseara la entidad es un hecho. El Córdoba sigue adelante en la Copa del Rey al superar por la mínima -y qué más da el resultado- al Albacete (1-0) en El Arcángel. De esta forma, no sólo recupera el aliciente de medirse -por ahora sólo es una posibilidad- a un Primera sino que logra distintos registros realmente positivos en el cierre de 2020. Acerca del propio torneo del KO obtiene uno bastante significativo, como es la clasificación en su primera ronda como equipo de Segunda B después de 25 años, nada más y nada menos. Más señalada es la victoria ante los manchegos si se revisa cuando, en la misma posición que ocupa hoy por hoy, consiguiera eliminar a un adversario de superior categoría.

Un cuarto de siglo después, el Córdoba es de bronce pero continúa adelante en Copa. Es el resumen de un dato que aportó Álvaro Vega, compañero de @laligaennumeros en Twitter, después del choque con el Albacete. Porque desde la temporada 1995-96 no era capaz el cuadro califal mientras militaba en Segunda B de obtener billete para una eliminatoria más en el torneo del KO. Entonces gozó durante una ronda más tras acabar -deportivamente, claro está- con el Utrera, también integrante del Grupo IV de la categoría durante ese curso. Bajo la dirección de Pedro Sánchez Pedrito, que fue destituido meses después, el conjunto blanquiverde no pasó del empate a uno en la localidad sevillana pero goleó en el duelo de vuelta en El Arcángel (4-0). La ilusión del campeonato terminó en la siguiente fase al perder tanto en casa (1-3) como fuera (2-0) ante el histórico Club Polideportivo Mérida. Los pacenses se estrenaban en Primera a lo largo de esa temporada.

Después el Córdoba cayó con a las primeras de cambio en la Copa del Rey cuando la encaró como equipo de Segunda B. Incluso en la campaña 2005-06, que terminó con el ascenso a Segunda A. En esa edición del torneo del KO, con Pepe Escalante en el banquillo, cedió en ronda a partido único ante el Linares. Ocurrió en Linarejos con una derrota por 2-1. Un año antes, el cuadro califal cedió de manera clara en El Arcángel ante un Nàstic de Tarragona que acabaría por dar el salto a Primera de la mano de Luis César Sampedro. Aquel encuentro concluyó con un 0-3 en el tanteador. Mucho más atrás en el tiempo, el conjunto blanquiverde estuvo ausente de la competición en la campaña 1998-99 -al ser sexto en la anterior- y fue eliminado en la anterior a doble duelo con el Recreativo de Huelva, tras empatar a uno en el Colombino y sucumbir por 1-3 en El Arcángel.

Ya en la temporada 1996-97, que es la única que resta por comentar de este período, el Córdoba fue incapaz de superar al Polideportivo Ejido -predecesor de El Ejido 2012 al que goleó recientemente (4-0)-. Hincó la rodilla, como se suele decir, después de perder por 0-1 como local y de igualar a uno en Santo Domingo. Pero el apunte hecho es más llamativo, en efecto, si se añade el rango del rival de turno. No en vano, ésta es la primera vez que con presencia en Segunda B consigue el conjunto blanquiverde poner punto final a las aspiraciones de un adversario de superior categoría. Esto no sucedía desde la campaña 1987-88, en la que desbancó a un Xerez entonces en la categoría de plata, tal y como lo recordó Álvaro Vega (@laligaennumeros). Antes de Carlos Vicente Campillo relevara al legendario Roque Olsen como entrenador, el cuadro califal venció por 2-0 en su feudo y cedió por 2-1 en tierras jerezanas. Venía de eliminar al Bollullos y dijo adiós ante el Real Madrid Castilla -sí, un filial en la Copa del Rey-.

Etiquetas
stats