El Córdoba despide a Reyes en Nervión

Representación del Córdoba en la capilla ardiente de Reyes | MANU GÓMEZ

El silencio, sólo roto de vez en cuando por un leve murmullo, reinaba ante las puertas del estadio. La mudez era mayor si cabe en su interior, en el lugar en que años atrás también se velara Antonio Puerta. Este domingo, el Ramón Sánchez Pizjuán calló para rendir tributo a José Antonio Reyes. El coliseo de Nervión fue el escenario elegido por el Sevilla, club en que creció y se convirtió en leyenda, para decir adiós al futbolista. Un accidente de tráfico en la mañana del sábado, en la autovía A-376 cuando volvía a su Utrera natal, le costó la vida. La noticia también sacudió al Córdoba y su afición, que en el sepelio estuvieron muy presentes. Así fue después de que el presidente de la entidad califal acudiera a tierras hispalenses al frente de una representación que quiso despedir, por todos desde El Arcángel, a uno de los héroes de la permanencia de la temporada 2017-18.

Todavía era palpable el dolor en torno al Sánchez Pizjuán, donde los aficionados del Sevilla levantaron ya el sábado algún pequeño altar. Su antepalco acogió la capilla ardiente de un futbolista que firmó una trayectoria envidiable con paso por el Sevilla, el Arsenal, el Real Madrid o el Atlético de Madrid y con el mayor palmarés de Europa League que se conoce. Este curso, desde enero, militaba en el Extremadura, en cuya salvación colaboró como hiciera un año antes en El Arcángel. El Córdoba mostró su pesar por el fallecimiento del habilidoso futbolista tanto horas después del accidente como la mañana de este domingo, pero no quiso faltar a la despedida en Nervión. Allí estuvo el presidente, Jesús León, que viajó acompañado por uno de sus consejeros, Juan Ramón Berdugo. También marcharon con el mandatario Alfaro y Álvaro Aguado como representantes de la plantilla.

Dentro de la comitiva, el onubense fue como capitán y también como viejo miembro de la cantera del Sevilla, en los años en que Reyes daría el salto monumental al primer equipo. El jiennense lo hizo debido a la especial relación que mantuvo con el extremo zurdo en sus seis meses como futbolista del Córdoba. Los cuatro ofrecieron su apoyo a la familia del utrerano y al propio Sevilla, que por la mañana ya mostraba en la zona del antepalco una corona de flores del conjunto califal. Por el sepelio también pasaron los integrantes del Extremadura, en uno de los momentos más emotivos de la tarde, y representantes del mundo del fútbol desde Sergio Ramos, quien surgiera de aquel Sevilla de comienzos de milenio y fuera compañero, o Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Precisamente esta institución realizó un significativo anuncio este domingo. El de Utrera recibirá la Medalla de Oro y Brillantes de la RFEF a título póstumo el próximo 10 de junio. Será con motivo de la Asamblea General que el organismo que preside Luis Rubiales celebrará entonces. Con Reyes falleció en el accidente un primo y resultó herido grave, que permanece ingresado, otro. Ambos viajaban con él en el momento en que su coche salió de la calzada en la autovía A-376 entre Sevilla y su localidad natal, Utrera. El extremo zurdo dejó un grato recuerdo en El Arcángel, donde recaló el 30 de enero del pasado año tras la compra del Córdoba por parte de Jesús León. Llegó bajo de forma, tras meses sin jugar, pero enseguida se convirtió en una de las piezas claves de una remontada histórica.

Etiquetas
stats