El Córdoba cambia su cuadro de mando

Carlos González, su hijo Alejandro y Sergio Medina.

Ya hay nueva cúpula directiva en el Córdoba CF SAD, que la mañana de este jueves celebró su doble Junta General de Accionistas, una extraordinaria y la ordinaria, en las instalaciones de El Arcángel. El relevo en la presidencia es el hecho más destacado, pero no el único relevante, que dejó la cita. Importante fue también la circunstancia de que Minoritarios CCF no pudo acceder a las asambleas. De esta forma, los cambios en los Estatutos Sociales de la entidad califal, el balance final del ejercicio 2015-16, el presupuesto para el 2016-17 y el traspaso de poderes en el Consejo de Administración se aprobaron en dos sesiones muy rápidas mientras que los representantes de los pequeños propietarios, a través del sindicato que les une, recibían la atención, tras ser solicitada, del notario Pedro Velamazán. Ocurrió a las puertas del estadio.

Los accionistas minoritarios, en esta ocasión trece, llegaron poco a poco con bastante tiempo de antelación a la primera convocatoria, la Junta General Extraordinaria en la que habían de llevarse a efecto dos cambios estatutarios del Córdoba CF SAD. Unos minutos antes de las 11:00, hora del comienzo de esa sesión inicial, trataban de sellar su entrada al salón de actos de El Arcángel. Pero tuvieron que esperar. El todavía presidente blanquiverde, en ese momento, y el que pasaría a sucederle, su hijo Alejandro, hicieron acto de presencia a las 11:12. También accedían a la recepción de las oficinas del estadio dos abogados, cuyos servicios fueron requeridos por el club para esta mañana de jueves. Ellos fueron los encargados de denegar la participación en las asambleas de los pequeños propietarios. Los asesores jurídicos del Córdoba alegaron defectos formales en su acreditación: esgrimieron que el documento notarial por el que poco más de un año atrás realizaran la sindicación de acciones no servía y que, por el contrario, cada año deben hacer una al efecto de la asistencia en la Junta.

Ante dicha situación, los integrantes de Minoritarios CCF, ya en el exterior del estadio -tras el desalojo, sin malos modos, tanto suyo como de los medios de la recepción de las oficinas- solicitaron la actuación del notario. Fue Pedro Velamazán quien atendió la llamada y quien se encargó de levantar acta de lo sucedido. Tras tomar nota, intentó acceder a los despachos para ser escuchado, pero no fue posible. En ese momento ya estaba a punto de terminar la Junta General Extraordinaria, que comenzó finalmente a las 11:50 y concluyó a las 12:10. En esos 20 minutos, se aprobó el cambio de los artículos 16 y 39 de los Estatutos Sociales del Córdoba CF. Dicho de otro modo, se elevó a un mínimo de 104.700 acciones de titularidad para asistir a una Junta en el futuro y se modificó lo dispuesto para la aplicación del resultado de cada ejercicio, que "es competencia de la Junta General, con los límites legales y estatutarios" y que señala que "el dividendo se distribuirá entre los accionistas en proporción al capital que hayan desembolsado". Ése es el texto propuesto y sacado adelante.

Al tiempo que los accionistas minoritarios expresaban su malestar a las puertas de El Arcángel, en su interior comenzaba la segunda convocatoria de la jornada. Una Junta General Ordinaria que no sólo acogía el examen y la aprobación de la gestión sino el relevo en la presidencia. Esta segunda sesión se alargó un poco más, pero fue debido a que se produjo un parón: arrancó a las 12:21 y terminó a las 13:01. Lógicamente, no había debate en el salón de actos del estadio y la rapidez era lógica dado que Ecco Documática posee el 98,7 por 100 de las acciones del Córdoba CF SAD. Enseguida se aprobaron el balance de gestión y las cuentas del ejercicio 2016-17, con superávit final de 9 millones de euros gracias al ingreso en una sola campaña de las ayudas al descenso (casi 11 millones) y tras recibir el impuesto sobre beneficios (más de 3,2 millones). También salió adelante la previsión para el curso económico 2016-17, en el que se proyecta un nuevo resultado positivo, esta vez de casi 5,5 millones de euros.

Tras los puntos dedicados a los aspectos económicos y financieros, llegó el momento del cese en el Consejo de Administración y de la entrada del nuevo. Es decir, en esta Junta General Ordinaria se produjo el anunciado relevo en la presidencia del club, que a partir de ahora asumirá Alejandro González. De esta forma, Carlos González, que tras este paso quiso abandonar la asamblea sin poderlo hacer al presidirla, dejaba de ser el máximo mandatario del Córdoba -que no su mayor accionista-. También hubo una remodelación profunda en el órgano de dirección de la entidad, ya que además del nuevo dirigente sólo seguirá del anterior Sergio Medina. Javier Jiménez y Andrés Delgado, los dos hombres fuertes en la etapa que terminó este jueves, salieron y las puertas se abrieron para tres nuevos miembros: Gonzalo Sánchez Quiñones, Iván Zaldúa Azkuenaga e Ignacio García Silvestre. Por tanto, el club cambia su cuadro de mando en una intensa mañana.

Etiquetas
Publicado el
22 de diciembre de 2016 - 14:38 h
stats