De mudanza temporal a Miralbaida

Cuerpo técnico del Córdoba en Miralbaida.

Ocho días tiene por delante para alcanzar un punto óptimo. Bueno, o como mínimo un estado de forma idóneo. Porque una semana y un día es el tiempo que le resta para el comienzo de su desafío más importante en años. El Córdoba encara la fase de acceso a Primera RFEF, categoría en la que quiere estar sí o sí la temporada venidera tras su adiós anticipado a Segunda A. Más que nada porque supone continuar un escalón por debajo del fútbol profesional y, además, evitar que el fracaso se convierta en desastre. De ahí que el trabajo de la primera plantilla sea muy intensa desde el miércoles y que, por otro lado, la entidad trabaje en otro plan en este sentido. Con mayor concreción, el club tiene previsto trasladar los entrenamientos del conjunto blanquiverde al campo de Miralbaida. Sólo para la próxima semana, eso sí, y con la intención de intervenir en un terreno de juego similar al de su primer rival, el Tamaraceite.

Superado el mediodía del viernes, el entrenador del cuadro califal, Pablo Alfaro, y sus compañeros de cuerpo técnico acudieron al campo de la barriada. Lo hicieron con la compañía de los responsables del equipo femenino y también del propio Miralbaida. En este sentido, cabe recordar que dichas instalaciones han sido escenario habitual del Córdoba de Reto Iberdrola durante esta campaña. Tal situación varió precisamente en el primer encuentro de fase de permanencia de las jugadoras ahora a las órdenes de Roberto Ramírez. En cualquier caso, el preparador maño conoció de primera mano las condiciones del terreno de juego que la entidad quiere sea centro de operaciones deportivas de su principal conjunto a lo largo de los días previos a la visita al recinto del Tamaraceite, en Las Palmas de Gran Canaria.

Pero, ¿cuál es el motivo exacto de esta decisión? Es sencillo. Los canarios compiten en césped artificial. Una razón ésta que podría salvar sin más problema el conjunto blanquiverde en la Ciudad Deportiva. Sin embargo, esta opción, la primera y la que en teoría resultaba lógica de entrada, queda desechada por otro factor. Se trata de las dimensiones del campo del Tamaraceite, más reducidas que los terrenos de sintético de las instalaciones del Camino de Carbonell. Así, el Córdoba buscó una alternativa para que el equipo dirigido por Pablo Alfaro obtenga la mejor adaptación posible al que va a ser su primer campo de la fase de acceso a Primera RFEF. Y ésta se halló, en efecto, en Miralbaida, entidad con la que además mantiene una estrecha colaboración el cuadro califal.

El terreno de juego de la barriada tiene un tamaño más similar al del Juan Guedes, el estadio municipal en que espera el Tamaraceite. También es parecido en cuanto a su forma –por cierre de las gradas y demás– y tiene un césped igualmente aproximado al que presenta el campo canario. Por tanto, salvo que se produzca un cambio de última hora en relación a la medida adoptada, el Córdoba se muda temporalmente, durante la próxima semana, a las mencionadas instalaciones. Por si alguien tuviera duda acerca de posible relación con la sentencia que establecía el desahucio del cuadro califal de la Ciudad Deportiva, este hecho no tiene en absoluto nada que ver. No en vano, dicho asunto está encaminado a resolverse favorablemente. Ya lo apuntó Javier González Calvo, consejero delegado del Córdoba, el pasado martes al informar de un acuerdo alcanzado y casi cerrado con Grupo Tremón.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
27 de marzo de 2021 - 05:45 h