Cabello: un oro para tomar impulso

Alfonso Cabello, en pleno esfuerzo.

Del podio al quirófano. Sin tiempo que perder, Alfonso Cabello (La Rambla, 1993) se pondrá en manos de los médicos para programar la cirugía con la que pondrá fin a los problemas de cadera que arrastra desde mediados de 2017. El oro conquistado en el Mundial de Río de Janeiro ha cerrado una temporada complicada para el ciclista cordobés, que también añadió a su lustroso palmarés un bronce en la prueba de sprint por equipos en la cita brasileña. Con cuatro títulos mundiales en su expediente, el vigente récord del kilómetro contrarreloj y una supremacía clara -cuatro primeros puestos en los últimos cinco Mundiales, faltando solo a uno por lesión-, Cabello está dispuesto a retomar el desafío que se marcó en su día: competir con ciclistas sin discapacidad en el Campeonato de España Absoluto. Y se va a preparar a fondo.

El último fin de semana resultó especialmente reconfortante para Alfonso Cabello, que acudió a Río de Janeiro -escenario donde logró dos medallas en los Juegos Paralímpicos de 2016- sin estar al cien por cien en lo físico. Su potencia mental venció al dolor. Una vez más. El rambleño logró recuperar lo que fue suyo: el Campeonato del Mundo en la prueba del kilómetro contrarrelos, categoría MC5. Tras sus victorias en 2014, 2015 y 2016, la primera de ellas con récord del mundo incluido -en Aguascalientes, México-, Cabello cedió el cetro al no poder participar en 2017 por lesión. Este año otro percande estuvo a punto de impedirle disputarlo de nuevo, pero Cabello se sobrepuso.

“Sin duda ha sido el año más duro para mí, deportivamente hablando, por multitud de circunstancias. Pero no hay nada imposible si somos capaces de mantener el fuego de la motivación encendido”, ha declarado. En el podio del velódromo de Río el rambleño estuvo acompañado por los ingleses Jon-Allan Butterworth y Blaine Hunt, que detuvieron el crono en 1.05.850 y 1.07.326 respectivamente.

En la competición de Sprint por equipos, Cabello se tuvo que conformar con un bronce junto a sus compañeros Amador Granados Alkorta y Eduardo Santas Asensio, después de que este último sufriera un accidente el día anterior que le impidió rendir al máximo nivel en la prueba.

Después de la buena actuación en Brasil, Alfonso Cabello regresará a España para ser intervenido quirúrgicamente por los problemas de cadera que arrastra desde mediados de 2017. Este será el paso previo para alcanzar, la temporada que viene, el desafío que se marcó el ciclista el año pasado y que ha tenido que retrasar por las lesiones: competir de igual a igual en el Campeonato de España absoluto, es decir, contra deportistas sin discapacidad.

Etiquetas
stats