El Bujalance comienza a planificar su retorno a Segunda B

Fermín Hidalgo, en un partido del Bujalance | BUJALANCE FS

Nunca es tarde si la dicha es buena. Es lo que debe pensar una de las entidades que lograra semanas atrás cerrar felizmente la extraña temporada 2019-20. Porque pese a todo lo vivido durante los últimos meses puede presumir de ascenso. Un justo premio el salto de categoría a una gran campaña hasta que la pandemia de Covid-19 hiciera imposible continuar con las competiciones regulares. Se trata del Bujalance, que está de vuelta en Segunda B de fútbol sala. Precisamente ante su retorno a la categoría de bronce comienza el conjunto rojillo a mover ficha en lo que se refiera a la planificación deportiva. Lo hace con sus primeros movimientos de altas y bajas pero también, como no puede ser de otra forma, con la continuidad de su cuerpo técnico.

La pasada semana fue para el cuadro del José Pérez Pozuelo Pepe Montalbán la del inicio de la conformación del proyecto para la 2020-21. El primer anuncio al respecto se produjo en relación al banquillo con la renovación de Fran Hidalgo, que va a seguir en el desempeño de la preparación física del equipo. Fue la primera continuidad de las que informó el Bujalance, que por ahora se adentró en este capítulo únicamente en lo que se refiere al staff técnico. Éste va a continuar al completo en relación al anterior curso, como resulta lógico después del éxito con que concluyó el mismo.

Curiosamente, la prolongación de contrato del entrenador fue la última que tuvo lugar en este sentido. Fermín Hidalgo va a seguir al frente de los rojillos en Segunda B. El técnico selló su compromiso con la entidad cordobesa tras una brillante temporada. El epílogo de ésta fue el mencionado ascenso en un choque de play off exprés, a modo de final, ante el Alcalá de Guadaíra que resultó realmente vibrante. El Bujalance tuvo que tirar, de hecho, de épica. En este encuentro como en todos los demás del curso 2019-20 estuvo también Juanjo Almagro, segundo preparador y que va a proseguir, de misma forma, como tal durante la aventura en la división de bronce.

Quienes no van a disfrutar de Segunda B, no al menos como jugadores del cuadro del Pepe Montalbán, son Afán y Núñez. Sus nombres fueron los primeros, y por ahora son los únicos, que aparecieron en otro capítulo diferente. Éste no es otro que el de bajas, de manera que ninguno de los dos va a vestir de rojillo la próxima temporada. En una dinámica de anuncios un tanto particular, la salida de ambos futbolistas se conoció sólo unas horas después de que hubiera comunicación oficial, todo a través de redes sociales, sobre el primer fichaje. Jesús García se convirtió en el movimiento inaugural en el mercado.

En efecto, el pasado martes la entidad informó de la incorporación de Jesús García, ya mencionado. Se trata de un pívot de 31 años que llega procedente del Mancha Real. Con el conjunto jiennense disputó 12 encuentros la pasada campaña, durante la cual anotó nueve goles. “Viene a aportar un puntito de veteranía y calidad al grupo”, indicó el Bujalance acerca de su primera contratación. Tres días después, el viernes, el club anunció el fichaje de José Rafael Cañete Tete, un ala-pívot que “jugó en ColeCórdoba y en el Córdoba de División de Honor juvenil, y llegó a debutar en Segunda”. En este caso, el futbolista llega al Pepe Montalbán tras jugar con el Pozoblanco en Tercera la anterior campaña.

Etiquetas
stats