Bellido y el problema económico del Adesal: “Esperamos llegar a un acuerdo”

.

Sin dinero no hay paraíso. El Adesal aseguró su participación en la próxima Liga Guerreras Iberdrola, máxima categoría nacional de balonmano femenino, después de una temporada para recordar. El conjunto de La Fuensanta se ha ganado, a través de trabajo y constancia, codearse con los mejores conjuntos de este deporte a nivel español, pero necesita un empujón a nivel económico. Sin embargo, el conjunto presidido por Francisco Castillo no ha recibido ninguna subvención a lo largo de esta campaña y necesita un ingreso extra para afrontar una competición regular que será mucho más difícil que las anteriores. Por eso mismo, el alcalde de la capital cordobesa, José María Bellido, ha afirmado a CORDÓPOLIS que espera que ambas entidades puedan llegar a un acuerdo para que así “nos haga sacar el rédito que tiene al estar en División de Honor y que también les sirva a ellos para sacar adelante su proyecto”.

El Adesal ha sufrido bastante indiferencia a lo largo de toda esta temporada. Muchos clubes de la capital no han tenido ese ingreso tan necesario, y más ahora, para confeccionar sus plantillas y no pasar apuros en el apartado económico. En la actualidad, sumado al ascenso del club de La Fuensanta, es esencial que esa subvención llegue y en mayor volumen ya que son el único club de la ciudad que está en la máxima categoría de su deporte junto al Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Por ello, la entidad fuensantina quiere igualdad en este aspecto con el equipo presidido por José García Román y buscan un entendimiento con el consistorio. Por su parte, Bellido apuesta por ese diálogo entre instituciones. “Esperamos llegar a un acuerdo”, explica un alcalde que subraya que ésta cuantía debe aumentar después de que el Adesal consiguiera el ascenso de categoría.

Lo que ha logrado este club trasciende también al ámbito social y no solo al deportivo. Las guerreras lograron con su juego y buen hacer que el barrio de La Fuensanta vuelva a estar activo. Tras unos años donde esta barriada estaba marginada, deportivamente hablando, el Adesal he hecho que los fuensantinos vuelvan a tener ese apego por el balonmano y demuestran que tienen una cantera bastante buena en este deporte. “Es un barrio que le viene bien estas noticias y que poco a poco va para arriba”, afirma Bellido, quien ha vivido en La Fuensanta varios años de su vida. “Tengo parte de mi corazoncito en esta barriada porque estudié varios años en el Colegio Cervantes y conozco bien el barrio”, por lo que “con responsabilidad y trabajo se puede llegar a lo que ellas propongan”, subraya.

Este galardón ha llamado la atención de mucha población cordobesa. Gracias al ascenso conseguido el pasado mayo, el Ayuntamiento de Córdoba, con su alcalde José María Bellido a la cabeza, recibió a las cordobesas para felicitarlas por su plaza en la Liga Guerreras Iberdrola, máxima categoría del balonmano femenino nacional. “Es un auténtico orgullo, espero que la racha de suerte continúe y que este año sea también muy fructífero”, aunque “no es la primera vez que recibimos a un equipo aquí que suba a División de Honor”, admite un alcalde que subraya la importancia que tiene la cantera de la ciudad en este equipo. “Es más especial porque casi la totalidad de las jugadoras son cordobesas”, admite el alcalde, que tendrá que reaccionar al problema del Adesal lo más rápido posible. El equipo de La Fuensanta se juega consolidarse en una de las mejores ligas del mundo.

Etiquetas
stats