Duro contratiempo para Rafa Santos, obligado a pasar por quirófano

Rafa Santos, en un entrenamiento del Unicaja

Afronta uno de los momentos más difíciles para cualquier deportista. Es ése en el que una lesión de alcance provoca el paso por quirófano y un largo período de inactividad. Y en su caso el percance reviste tal gravedad que le hace perderse en su totalidad la campaña 2021-22. O ésta es al menos la estimación del club en que milita. Duro es el contratiempo por tanto para Rafa Santos, uno de los mayores talentos de futuro -con un presente ya destacado- del baloncesto cordobés. Porque el base, que forma parte del Unicaja, sufre una rotura de ligamento cruzado anterior y ha de ser intervenido. La desagradable noticia se produce en medio de una pretemporada de gran ilusión para el joven jugador al participar en los entrenamientos de la primera plantilla malagueña.

El varapalo para el canterano del Cordobasket lo dio a conocer el propio Unicaja en la tarde del jueves a través de un comunicado. “Ha sufrido una importante lesión durante un entrenamiento de pretemporada con el primer equipo. Tras las pruebas efectuadas en Quirónsalud Málaga, se ha diagnosticado que el joven jugador padece una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda que le mantendrá de baja toda la temporada”, explicó la entidad en su texto. “En los próximos días será intervenido quirúrgicamente por el coordinador de los servicios médicos del club, doctor José Nogales”, añadió el club de la Costa del Sol, referente del baloncesto andaluz desde las categorías inferiores hasta su principal equipo.

Por supuesto, el Unicaja quiso transmitirle a Rafa Santos sus “mejores deseos para una pronta recuperación”. El contratiempo corta de raíz, sólo durante un período, la importante progresión del base, miembro de una relevante saga del baloncesto en la ciudad. Su padre también fue un destacado jugador. A sus 17 años ya sabe lo que es, por ejemplo, intervenir con la selección española en categorías inferiores. En la U16 sumó experiencia, sin ir más lejos, con el pontano Pablo Tamba, que también pasó por los escalafones de formación del cuadro malagueño. Al fin y al cabo, el conjunto de la capital de la Costa del Sol es el principal cazador de talentos, como se suele decir, de Andalucía. Y a Córdoba la calidad no le falta en las canchas.

Rafael Santos Jiménez (Córdoba, 2003) creció como jugador en el Cordobasket, en cuyo primer equipo tuvo la oportunidad de debutar en EBA cuando todavía no estaba en la edad juvenil siquiera. Ocurrió durante el proyecto sénior de la entidad presidida por Miguel Lopera y a las órdenes de Jesús Lázaro, llamado el equipo Muser Auto. En 2019 recibió la llamada de un Unicaja con cuya segunda escuadra intervino en dicha categoría durante la anterior temporada. El cordobés vivía un verano feliz en el plano deportivo pues pasó a trabajar con el primer equipo del club malagueño poco después de proclamarse campeón del FIBA Challenger con la selección española U18. Pero la mala suerte quiso que a las dos semanas y media de trabajo un lance le ocasionara la grave lesión que ahora le aparta de las pistas durante toda la 2021-22.

Etiquetas
Publicado el
27 de agosto de 2021 - 11:34 h