Crónica

España despide a Córdoba con una sonrisa

Las jugadoras de España celebran su segundo triunfo en Córdoba

0

Ganas de seguir disfrutando, pues si en la primera jornada del jueves hubo un intenso e histórico encuentro en el Palacio Municipal de Deportes de Vista Alegre entre España y Nigeria, el cierre de este triangular de preparación del Eurobasket no iba a ser menos. A escena uno de los mejores choques que se pueden ver en la actualidad entre selecciones a nivel mundial. Bélgica y España se veían las caras de nuevo con el objetivo del triunfo en el torneo en el horizonte más cercano. Y en mente, el torneo continental y los Juegos Olímpicos. 

Lo cierto es que el arranque de este partido fue muy distinto al que se pudo ver ante las africanas. La intensidad seguía reinando, aunque en esta ocasión sin tantas transiciones y primando más el cinco para cinco. Receta a la europea, con defensas fuertes y mucha igualdad. Así transcurrieron los primeros compases, ya que a los tres minutos de juego, el electrónico reflejaba un empate a cinco. 

En medio de todo sobresalió un inicio bárbaro de Alba Torrens, que se apuntó nada menos que 13 de los primeros 17 puntos del partido para la selección española, incluyendo tres aciertos desde el perímetro. Con todo, si por algo fue especial el primer cuarto, sin duda el más particular de todos, fue porque de manera inesperada se paró el encuentro para dar lugar a un homenaje más que merecido a Laia Palau, en honor a sus 300 partidos con la elástica nacional. La catalana acabó dando un pequeño agradecimiento a la grada entre lágrimas, tras personarse incluso su familia sobre la cancha de Vista Alegre. Historia y leyenda del baloncesto español. Y las locales seguían mandando sobre la pista (21-13).

Pero el reflejo positivo de los diez primeros minutos se tornó en negativo en el arranque del segundo periodo, ya que ahí mejoró notablemente Bélgica, con un esfuerzo mucho más colectivo y logrando ir reduciendo distancias progresivamente. Las españolas apenas pudieron anotar 5 puntos en seis minutos, y tanto fue el desajuste, que las belgas consiguieron incluso ponerse por delante a falta de poco más de tres minutos para el descanso (26-27). Eso sí, una última reacción española permitió volver a variar el mando del luminoso a través de un parcial de 8-0 liderado por Torrens, que se iba ya hasta los 19 puntos, y que cerraba la primera mitad con 34-27. 

La segunda mitad transcurrió en el mismo sendero que la primera, ya con España completamente enchufada y con toda la inercia a su favor. Menos oposición si sabe encontraban ahora las de Mondelo, que poco a poco iban estirando la ventaja, la cual, mediado el cuarto, ya rondaba los diez minutos. A nivel individual, Torrens seguía a lo suyo con 27 puntos a falta de cuatro minutos, acercándose poco a poco a su récord con la selección. Pero no iba a dejar morir el partido tan pronto el equipo belga, que otra vez asumió el control en el tramo final para acceder a los diez últimos minutos con vida 48-39. 

La entrada al último cuarto supuso una nueva losa ofensiva para España, que se desactivó por completo, al tiempo que las belgas mantenían el nivel. El parcial en cinco minutos fue de 0-12, lo que propició que las visitantes se pusieran otra vez por delante (48-51). En medio del desbarajuste español en el tramo final, un tiempo muerto de Mondelo volvió a reactivar el chip local. Leo Rodríguez, con cuatro puntos consecutivos puso de nuevo a España por delante. Los últimos segundos fueron de auténtico infarto y solo un rebote final de Laura Gil acabó por sentenciar el partido (61-58).

Etiquetas
Publicado el
5 de junio de 2021 - 21:50 h