El Atlético Aviación y la batería antiaérea de Romero

Romero, durante un entrenamiento en El Arcángel | MADERO CUBERO
El técnico cordobesista prepara a su equipo, muy vulnerable a balón parado, ante la visita de uno de los grandes especialistas

Puertas cerradas y mentes abiertas. José Antonio Romero trabaja en sesiones de acceso vetado al público y medios para hacer entender a sus futbolistas que tendrán que poner sus cinco sentidos, y alguno más, ante la visita del Atlético de Madrid (sábado, 18:00 horas, Canal + Liga y GolT). El desafío de los blanquiverdes es brutal. Un vistazo a la situación retrata el problema: van últimos y no han puntuado en toda la segunda vuelta. Necesitan ganar de inmediato para mantener unas opciones matemáticas que seguirán siendo descabelladas, además de ofrecer una ración de ilusión a sus castigados seguidores. El conjunto de Simeone, vigente campeón de Liga y subcampeón de Europa, representa una amenaza global. Cuenta con recursos de primer orden en todas las zonas del campo, aunque en los últimos tiempos utiliza con éxito un arma fundamental: la estrategia. A balón parado, el cuadro rojiblanco es uno de los mejores de Europa. Y el Córdoba, con los números en mano, aparece como la formación de Primera División más endeble a la hora de oponer resistencia.

Al equipo del Manzanares le vienen apodando 'Atlético Aviación', asociando su nombre original con su pericia para sacar partido del juego aéreo. La llegada al banquillo de Diego Simeone supuso una alianza de éxito con la estrategia, que se transformó de inmediato en un recurso primordial. En la temporada 13-14, el Atlético firmó 17 goles en saques de esquina y selló la conquista de títulos. Se recuerda el gol de Diego Godín en el Camp Nou la pasada temporada, determinante para la consecución de la Liga, así como el cabezazo de Miranda en la final de la Copa del Rey 2013 o el tanto de Raúl García en la Supercopa de España. En lo que va de temporada, la estrategia y el juego áreo se han reafirmado como la principal vía en ataque del Atlético, que ha marcado más de la mitad de sus 51 goles (30) tras acciones a balón parado. La pizarra de 'Cholo' Simeone y 'Mono' Burgos funciona mejor que cualquier otra en Primera División.

El Córdoba tendrá que mantener sus mejores niveles de concentración para desmentir una dolorosa estadística: ha encajado 17 tantos en jugadas de estrategia, más que nadie. Ni Albert Ferrer ni Miroslav Djukic lograron frenar esta sangría. Las marcas en zona provocaron estragos en la retaguardia, pues los rivales encontraban situaciones ventajosas al entrar el remate desde atrás. Las vigilancias individuales han intentado paliar los daños, aunque el permanente movimiento en una zona tan delicada como la línea de contención no ha favorecido en absoluto. Ha habido cambios en todas las posiciones, incluso con reconversiones forzadas y parcheos.

De hecho, la composición de la zaga variará por completo con respecto a la que el Córdoba empleó en la primera vuelta en el estadio Vicente Calderón. Allí cayó por un claro 4-2, después de un autogol de Pinillos a tiro de Griezmann y tres tantos más firmados por los de Simeone con la estrategia como base. Griezmann anotó tras una falta lateral de Koke, Mandzukic también cabeceó muy libre una falta tras una mala salida de Juan Carlos y, finalmente, Raúl García remató con la cabeza un centro de Koke. Aquel día, Juan Carlos defendió la portería y Djukic probó con Bouzón de lateral derecho, Pinillos en la zurda y Pantic e Íñigo López como centrales. López Garai y Luso, en un doble pivote, reforzaron la contención. Este sábado sólo podría repetir Juan Carlos, que recuperó la titularidad en Anoeta en detrimento de Saizar. Pantic, Íñigo López y Dani Pinillos están sancionados, mientras que Bouzón está lesionado. La primera trinchera podría estar formada por Gunino, Crespo, Deivid y Edimar.

Etiquetas
stats