Álvaro Medrán, un gol cordobés de Champions

Álvaro Medrán, en el Bernabéu | REALMADRID.COM
El joven futbolista de Dos Torres firma el cuarto tanto del Real Madrid ante el Ludogorets | El Bernabéu coreó el nombre del prometedor talento blanco

Este domingo irá como uno más de la constelación de estrellas del Real Madrid a Marruecos para disputar el Mundial de Clubes. La vida se le acelera a Álvaro Medrán (Dos Torres, Córdoba, 1994), cuyo protagonismo se ha multiplicado desde que Ancelotti se fijara en él. El italiano no ha escondido elogios hacia el joven cordobés, que ya debutó en la Liga, en la Copa del Rey y en la Liga de Campeones. En la última cita continental, ante el Ludogorets, se bautizó como goleador en la máxima competición continental. Un disparo suyo a falta de dos minutos tocó en el pie de un defensa y el balón, en parábola, entró sorprendiendo al meta del conjunto búlgaro. Era el 4-0 para el Real Madrid, que aniquilaba a otro adversario en su camino triunfante hacia la siguiente fase de una competición de la que es vigente campeón. El Bernabéu coreó el nombre de Medrán, que está ahora en una nube. Ya tiene uno más para su colección de momentos inolvidables. Y los que vendrán.

Internacional en categorías inferiores, el cordobés es considerado una de las perlas de ‘La Fábrica’. Esta temporada figura como uno de los niños mimados de Zidane en el filial de Segunda B, en el que sobresale por su fútbol intuitivo y vertical. Lo de Ancelotti con Medrán es una historia de amor a primera vista. Ya se lo llevó en verano a la gira americana de los blancos. Luego, en la Liga, le llamó para debutar en un partido especial. Vistió por primera vez en partido oficial la camiseta del Real en el Ciudad de Valencia, el día de la contundente victoria (0-5) ante el Levante. Ese día, Medrán fue partícipe de un récord: ningún equipo en la historia de la Liga firmó 17 goles en cuatro salidas consecutivas. Medrán salió al terreno de juego en el minuto 79, después de una acción en la que Luka Modric terminó muy dolorido tras un encontronazo con un adversario.

En su noche europea, Medrán volvió a vivir un momento para la historia. Con el 4-0 ante el Ludogorets, el Real Madrid superó el récord de victorias consecutivas del Barcelona de Frank Rijkaard, alcazando las 19. Ahora todos piensan en batir otra marca, que aparece en el Guinness de los récords: los 24 triunfos encadenados del Coritiba brasileño. ¿Lo conseguirán? Medrán, a sus 20 años, atraviesa una fase de inmersión en el fútbol de elite. El de Dos Torres es el sexto cordobés que ha jugado en las filas del Real Madrid en Primera División, después de Ramón Tejada, Verdugo, García Navajas, Ortiz y Alberto Toril. El jugador, que pasó por el Don Bosco, Córdoba y Séneca antes de dar el salto a las bases del Real Madrid, actúa como centrocampista creativo y reúne todos los ingredientes para hacer carrera en el fútbol de primer nivel. De momento, se ha situado en el mejor de los escaparates posibles.

Etiquetas
stats