Alfaro enciende la luz

Alfaro, en el Córdoba -Alcorcón en El Arcángel | MADERO CUBERO

Poco más de un cuarto de hora le bastó a Alejandro Alfaro para hacer que El Arcángel le recordara como un futbolista diferencial. En los últimos meses le veían más en el cartel promocional de la temporada, fijado en la puerta de los taxis, que sobre el césped de El Arcángel. Con Carrión había jugado tres ratitos. El último, en el Heliodoro Rodríguez de Tenerife, un recinto en el que vivió una etapa de esplendor a las órdenes de Oltra. El técnico valenciano peleó por traerlo a Córdoba. Ahora no está y a Alfaro, es evidente, le fue peor cuando a su valedor le pusieron las maletas en la puerta. Desde aquel 21 de enero en la isla no cataba la competición. Hasta esta semana. Entró en la convocatoria de modo sorprendente -estaba siendo uno de los descartes recurrentes- y le tocó salir al campo en un momento complicado. Era el minuto 74. Carrión retiró a Rodri, un delantero, y le sacó a él. El partido iba 0-0. En la grada se oyeron silbidos. Todo apuntaba a un nuevo final de pesadilla. Pero no. Al final hubo abrazos y Alfaro tuvo mucho que ver en ello.

"Había que ganar por lo civil o lo criminal, ganamos al final con un gol mío. Al final lo importante es que los goles valgan para algo. Cuando pierdes y has marcado la sensación es que no ha servido para nada. Hoy ha valido para conseguir los tres puntos y romper la mala racha. Estoy contento y feliz", decía en la zona mixta el extremo de La Palma de Condado, un futbolista que se reivindicó en un momento clave. La temporada no está siendo la que soñaba, pero nadie podrá negarle que sus goles, pocos, están reportando unos réditos excepcionales.

Al Alcorcón le amargó la vida tanto en Santo Domingo (0-1) como en El Arcángel (1-0). Dos goles y seis puntos al casillero. También hizo otro tanto con valor en la primera jornada, ante el Tenerife: otro 1-0. Tres goles de Alfaro y nueve puntos para el Córdoba, que ahora suma 30 y está fuera de la zona de descenso. Un alivio en medio del ambiente encendido que se vive tanto dentro de la entidad como en su entorno.

"Me alegro de que haya sido Alfaro el que ha marcado, porque es un buen chico y trabaja muy bien durante la semana", indicó Carrión en la sala de prensa. Lo cierto es que no le estaba concediendo demasiados minutos. La irrupción de jugadores del filial como Javi Galán y el fichaje de Javi Lara en el mercado invernal parecían tapiar de manera definitiva la entrada de Alfaro, que este fin de semana ha dado al técnico un buen motivo para que le tenga en cuenta en el tramo que se avecina. La difícil situación deportiva requiera experiencia y de eso Alfaro, uno de los jugadores con mejor historial en la categoría de plata, va sobrado en el Córdoba.

"No estaba participando mucho. Yo me he limitado a trabajar y ayudar desde fuera y en los entrenamientos. Era mi oportunidad hoy, me lo ha dicho el míster y ha salido bien, que es lo que cuenta", apuntó un jugador que ve claro lo que se avecina: "Ya sabemos cómo es la Segunda División, que en los últimos ocho partidos todo cambia. El año que subió el Córdoba ganó muchos partidos seguidos, se metió en play off y acabó subiendo. Hay que ir partido a partido.Todos los equipos y encuentros son complicados. El Nástic es un rival directo en la lucha en la que estamos ahora mismo metidos, que es no bajar".

Etiquetas
stats