Y ahora llega 'Anquelotti'...

Anquela, entrenador del Huesca.

Por si faltaban ingredientes para añadir al potaje emocional del partido del domingo, ahí va uno más. Vuelve Juan Antonio Anquela (Linares, 1957), ex jugador del Córdoba en la década de los 80 y un técnico cuyo nombre se ha vinculado de manera recurrente al banquillo blanquiverde en varias ocasiones. Anquelotti es un clásico del gremio en la categoría de plata, un perro viejo que conoce a la perfección las peculiaridades de esta enloquecida categoría, en la que la disciplina y la resistencia son el punto de partida irrenunciable para cualquier objetivo. Y de eso el linarense sabe mucho. En El Alcoraz lleva a la práctica el catecismo futbolístico que ya le funcionó antes en Granada, Alcorcón o Numancia. Siempre suele dejar a los equipos más arriba de lo que se espera. Este curso, en la SD Huesca, las cosas se le han torcido en el final del año y sobre todo en el mes de enero. No han ganado ningun partido y sólo han arrancado dos empatitos. Exactamente la misma cosecha que el Córdoba -al que aventajan en dos puntos-, donde le miran con recelo. Y Carrión, más.

El técnico catalán tiene una particular historia con Anquela. El linarense ocupaba el banquillo del Numancia en aquella fría noche de invierno de 2013 en la que el Córdoba acudió a Los Pajaritos con nuevo inquilino en el banquillo. Carlos González había destituido a Pablo Villa y Carrión se perfilaba como una opción doméstica. Pero los planes no salieron. El equipo aguantó la primera parte ante la escuadra del veterano Anquela, pero tras el descanso los rojillos barrieron con un inapelable 3-0 (Julio Álvarez, Vicente Pérez y el cordobés Regalón).

De aquel día sólo quedan en el plantel Caballero y Luso. Ese partido en Soria fue un punto de inflexión. Lo vivido en Soria marcó decisiones drásticas en el Córdoba. Carrión regresó a la segunda fila y Carlos González firmó el contrato de Albert Ferrer. Lo que vino después ya es historia. Aquel equipo en crisis sólo perdió tres partidos más de los últimos veinte oficiales. Dos en casa y uno fuera. Terminó ascendiendo a Primera División después de más de cuatro décadas de ausencia. Carrión lo vivió desde dentro y, a pesar de la mala experiencia del efímero debut, siempre podrá decir que fue uno de los entrenadores del glorioso curso del retorno a la élite. Ahora es el máximo responsable del grupo después de haber suplido a Oltra, que lo pasó mal en Huesca en la primera vuelta: un 3-0, la derrota más abultada en su trayectoria.

Anquela visitará por tercera vez como entrenador el estadio de El Arcántel. En la 10-11, al frente del Alcorcón, logró una inapelable victoria por 1-4 ante el Córdoba de Lucas Alcaraz. En la siguiente, de nuevo con el cuadro alfarero, claudicó ante los blanquiverdes, ya con Paco Jémez al mando, por 3-1 y un golazo para el recuerdo de López Silva. En la Liga 13-14 acudió con el Numancia y perdió por 3-1. Ahora comparece en una situación compleja. Su equipo no ha ganado este año y llega de sufrir una derrota por 2-3 en El Alcoraz el pasado fin de semana en el derbi aragonés frente al Real Zaragoza. ¿Mucha presión? "La categoría es lo suficientemente difícil como para añadir una carga emocional innecesaria", dijo el linarense, quien tiene muy claro que "si las cabezas no funcionan, las piernas no responden".

Etiquetas
stats