Abel Gómez, timonel en una travesía trascendental

Abel Gómez, en un entrenamiento del Córdoba. | ÁLVARO CARMONA
El capitán del Córdoba señala que el duelo con el Granada “es clave”, de forma que no el mercado queda en plano secundario: “Si estás pendiente de todo lo que se habla, te vuelves loco”

Es el encargado de gobernar el timón dentro del vestuario y tiene una larga trayectoria a sus espaldas. De ese modo, reconoce la trascendencia de cada asunto. Si algo tiene el cartel de vital es el encuentro del próximo lunes (20:45) ante el Granada, el primero del nuevo año. El deseo no es otro que comenzar 2015 con buen pie, por lo que ni siquiera lo mucho que se habla del mercado de invierno o su posible renovación son cuestiones suficientemente importantes como para descuidar la atención de un choque en el que la victoria valdrá más de tres puntos. Así de claro lo tiene Abel Gómez, que compareció en sala de prensa este viernes después del entrenamiento con que retomó la actividad el Córdoba tras la despedida de 2014. “Sabemos que tenemos que ahora unos partidos muy importantes, contra equipos con los que hay mucha igualdad, pero lo primero es ganar al Granada. Es lo más importante y en lo que nos tenemos que centrar. Para nosotros el partido clave es éste y es lo que tenemos en mente todos”, aseguró respecto del duelo con la escuadra nazarí.

De ahí que resulte imprescindible contar con la máxima concentración de cara a ese choque, que también es “vital y fundamental para ellos, porque están muy necesitados”. “Va a ser un partido muy difícil, contra un equipo bien trabajado, rocoso y que nos va a poner las cosas muy difíciles”, indicó antes de agregar sobre el cuadro rojiblanco que “hicieron una plantilla para pelear por estar más arriba, por lo que seguro que su intención es mejorar y salir para arriba”. Además, “conociendo al entrenador que tienen y cómo trabaja, seguro que en la segunda vuelta van a apretar”, algo que da por descontado en el conjunto blanquiverde. “Tenemos que sacar puntos y con esa idea ha venido todo el mundo mentalizado. Esperemos empezar el lunes”, señaló. Para lograrlo habrá que salir “con el cuchillo en la boca”, tal y como afirmó Djukic en Barcelona tras el último encuentro del pasado año. En referencia a la actual situación de la plantilla con el técnico, el capitán del Córdoba aclaró que “en ese sentido no hay ningún problema”, pues el serbio “es un entrenador que va de cara y que dice las cosas como las piensa en el vestuario y aquí (por la sala de prensa)”.

Por otro lado, como no podía ser de otra forma, Abel fue cuestionado acerca de los posibles movimientos del club en el mercado invernal. Fue entonces cuando recordó que lo más importante en estos momentos es el duelo con el Granada. “Todo el mundo lleva ya muchos años en esto del fútbol y sabe que en estas situaciones te tienes que aislar un poco del entorno. Si estás pendiente de todo lo que se habla y de todo lo que se dice, te vuelves loco. Cada uno tiene que estar centrado en sí mismo, en mejorar individualmente para que mejore el grupo”, expresó. Sea como fuere, el sevillano dejó claro que “si vienen compañeros que mejoren lo que hay, bienvenidos sean”. También hubo tiempo para tratar su renovación, que por suma de partidos está próxima. Al respecto, insistió en la necesidad de atender al choque del lunes, si bien admitió que su deseo es continuar. “Cuando uno está a gusto en un sitio, y contento, su idea es seguir, pero al final el principal objetivo es el común, el de todo el equipo”, apuntó.

Etiquetas
stats