La Lista Roja 2021: una quincena de monumentos cordobeses están en estado terminal

El puente pellejero de Belalcázar.

Una quincena de monumentos cordobeses aparecen reseñados en la lista roja del Patrimonio, una iniciativa de la Asociación Hispania Nostra, nacida en noviembre de 2007 con el fin dar a conocer y proteger aquella parte del Patrimonio cultural y natural español que se encuentra en abandono y en peligro, y que, en su última actualización, ha llegado al millar de incripciones.

De ese millar de monumentos en situación terminal y riesgo de derrumbe o desaparición, quince están en el término provincial de Córdoba, un provincia que, en este año 2021, ha añadido tres bienes a la lista roja: el puente de Pellejero de Belalcázar, el Convento de San Francisco de Adamuz y la Ermita Torre de los Santos de Nueva Carteya.

Más allá de estas tres últimas adiciones, la lista roja sigue señalando a Montilla como la localidad cordobesa donde más monumentos hay en riesgo terminal. El municipio campiñero tiene en este listado la Casa de las Camachas, que está en estado de semirruina; el Palacio de los Duques de Medinacelli, en ruinas; el Parador de la localidad, que ha sufrido varios derrumbes; y la Huerta y el Arco de San Lorenzo, un Bien de Interés Cultural que está en estado de derrumbe.

El resto de monumentos en peligro detectados por Hispania Nostra en Córdoba son:

  • La Ermita de la Caridad, en Fernán-Núñez
  • El Palacio de La Isabela, en Alcolea
  • El Castillo de Dos Hermanas, en Montemayor
  • Las Alcubillas de Córdoba capital
  • La Torre de Arias Cabrera, de Córdoba
  • El Convento de los Cinco Mártires de Marruecos de Belalcázar

Por otra parte, Hispania Nostra también recoge el patrimonio que ha logrado superar el estado crítico y ser restaurado. Es la llamada Lista verde del Patrimonio, y que en Córdoba cuenta con tres monumentos: el Castillo de los Gahete o los Sotomayor, de Belalcázar, que evitó el riesgo de derrumbe tras la intervención de la Junta de Andalucía; el Puente Romano de Villa del Río, que ha sido objeto de varias intervenciones que han permitido recuperar su estado; y la Ermita de la Consolación de Bujalance, que ha sido objeto de protección por el Ayuntamiento.

Desde Hispania Nostra han advertido de que "la Lista Roja no debe considerarse como un inventario o un trabajo académico, sino como una llamada a la sociedad civil para que conozca, se sensibilice y actúe sobre los elementos patrimoniales en riesgo incluidos en la misma".

Etiquetas
Publicado el
4 de noviembre de 2021 - 06:00 h
stats