Nieto propone una Mesa de la Cultura que siga la estela de la Fundación

El alcalde, al fondo, presidiendo una de las últimas reuniones de la Fundación. | MADERO CUBERO
El alcalde vuelve a convocar a los patronos de Córdoba Ciudad Cultural para el próximo martes con el objetivo de liquidar definitivamente la Fundación

El alcalde, José Antonio Nieto, le ha propuesto a los todavía patronos de la Fundación Córdoba Ciudad Cultural continuar con los proyectos de esta institución a través de la creación de una Mesa de la Cultura. Según han confirmado distintas fuentes, el alcalde ha dejado esta propuesta sobre la mesa para que la asuman otras administraciones, como la Junta de Andalucía o la Diputación, presentes en el patronato, y ha justificado su constitución en que así la ejecución de los proyectos será “más flexible” que a través de la Fundación.

Nieto ha vuelto a convocar a los patronos de la Fundación Córdoba Ciudad Cultural para el próximo martes a las 9.15, con el objetivo de, ahora sí, poder liquidar definitivamente la institución. El pasado jueves por la mañana estaba convocada la reunión pero la liquidación no pudo ser aprobada por falta de quórum. A la cita habían acudido los representantes del Ayuntamiento y de la Junta de Andalucía, pero no los de la Universidad de Córdoba o la Diputación. Por eso, se ha tenido que volver a convocar la cita.

Sin embargo, el alcalde aprovechó la reunión para comunicar a los patronos su propuesta de crear, en colaboración principalmente con la Junta de Andalucía, una Mesa de la Cultura que siga los proyectos que finalmente no ha emprendido la Fundación Córdoba Ciudad Cultural: el Córdoba Reinicia, las grandes exposiciones de las tres grandes religiones que han pasado por Córdoba, o distintas actuaciones culturales... En la cita, Nieto sólo llegó a esbozar esta propuesta, que no se ha concretado por escrito y que todavía no ha sido valorada por ninguna de las partes.

La Fundación, que hasta el martes sigue existiendo, es heredera del proyecto de capitalidad cultural de 2016. Pero la puntilla se la ha dado la reforma de la ley de Administraciones Locales que imposibilita la existencia de fundaciones con pérdidas económicas o sin actividad. Y la Fundación Córdoba Ciudad Cultural mucha actividad no tenía, la verdad. Paralizada desde su nacimiento -anunciado de manera inmediatamente posterior al enorme fracaso de 2016- apenas se supo nada de ella hasta diciembre de 2012. Ese año, en en plena recesión, se tomó la decisión de insuflarle un nuevo soplo con todo el bombo mediático posible. La foto de los representantes del Ayuntamiento -curiosamente se dirigió desde el área de Presidencia sin tener en cuenta a Cultura- la Junta, Diputación, Universidad y Cajasur, dio constancia de que aquel nuevo proyecto nacía con decisión y respaldo institucional. Pero poco más. Hoy, fuentes municipales señalan que todos estos patronos de la foto están de acuerdo en que el organismo se liquide.

Se dibujaron a grandes rasgos tres grandes eventos expositivos para los años 2013, 2014 y 2015; y se decidió asumir como propio el proyecto Córdoba Reinicia, heredado de los expertos del 2016 para conseguir “que no desaparezca la industria cultural en la ciudad”, según reconoció hace año y medio el propio alcalde, José Antonio Nieto. La primera de las exposiciones, centrada en el obispo Osio, se quedó en unas jornadas. Y sobre la cultura hebrea, con la que se quiso celebrar el 700 aniversario de la Sinagoga, se ha logrado salvar una iniciativa. También se habló de dotar a la Fundación de una nueva sede, en el antiguo Rectorado de la Universidad de Córdoba en la calle Alfonso XIII; y de crear una plantilla propia, pero nada.

Etiquetas
stats