CRÓNICA

‘Las Mortero’: grito al auto-amor

Las Mortero

0

Tres mujeres, al aire libre, suben la voz para estigmatizar el feminismo. Bailar a pesar de los defectos, admirar la propia singularidad, preguntarse por qué la gente gasta su tiempo en escribir insultos en las redes sociales.

Tiene tintes de comedia provocadora, lleva por título Las Mortero, y se ha presentado este jueves en el Teatro Góngora, dentro del Ciclo Mujer, y es una lucha contra el machismo y contra los juicios.

Las Mortero no pueden entrar a la fiesta porque son “gordas, viejas y feas”. Hay que bailar bien para poder entrar y además hay que llevar falda. Estigmas que todavía persisten en la sociedad de hoy. Las tres mujeres suben al escenario una crítica de humor que desarrolla cada una en su piel, provocando al público, mirándose en él y apelándole.

¿Cada etapa de la vida supone algo? ¿A los 30 que hay que hacer? ¿Tener hijos? ¿Y a los 50? ¿Y a los 70? Vivimos en un contexto donde cada edad requiere ser y tener algo, y en la que cada etapa parece tener una serie de reglas predeterminadas. La actriz Auxi Jiménez sube la voz para contar lo que la sociedad le requiere: no se puede  envejecer, hay que ser ’’la novia, la amiga, la ciudadana perfecta’’. Y al final, cuando llegas al fin de vida estás frustrada, pensando que lo que quisiste hacer, en realidad, era diferente.

En una sociedad donde ser flacos, es más importante que estar vivo, ser gordo es más grave que estar muerto

¿Cuáles son los rasgos para ser una buena feminista? ¿Qué hay que hacer para ser mas femenina? ¿Las uñas? ¿El pelo? ¿Saber que son las eco-feministas? No, nada de todo eso. La actriz Laura López quiere respuestas. La verdad es que, aunque en la vida, tengamos el libre albedrío de decidir lo mas que nos gusta, sigue sin quedar claro qué reglas marcan la feminidad. Cada mujer tiene su propia forma de expresarse, de ser. Una celebración del amor, de la mujer, de la singularidad, la unicidad.

El cuerpo. Una forma de hablar a los demás, un sitio donde se quedan las etiquetas, las construcciones culturales, una herramienta con la cual puedes o no puedes entrar, viajar, eso que se pone en medio entre la dimensión social y la mental. Hay que redefinir el propio espacio, un grito frente a estar en silencio, una llamada a no gastar tiempo alimentando el odio. “En una sociedad donde ser flacos, es más importante que estar vivo, ser gordo es más grave que estar muerto”. La actriz y dramaturga Nieves Pedraza invita a amarse, a no agredir al cuerpo propio y el de los otros. 

FICHA TECNICA

La compañía Estigma utiliza nuevos lenguajes y que quiere acercarse al público.

Interpretan el espectáculo las actrices Laura López, Nieves Pedraza y Auxi Jiménez. La voces en off son de Eli Zapata y Esperanza Guardado.

Etiquetas
stats