El fenómeno Guitarricadelafuente, protagonista este martes del Festival de la Guitarra

Guitarricadelafuente.

El joven Álvaro Lafuente, más conocido como Guitarricadelafuente, llevará su música al Gran Teatro en la tarde del martes, 5 de julio (20:30 horas). Muchos son los elementos de Lafuente que remiten a sus raíces, comenzando por el diminutivo de su nombre artístico, que fluye desde el pueblo aragonés de sus abuelos. O esa inseparable guitarra acústica que también le bautizó. Por eso la sofisticación que afronta adquiere en su música una dimensión especial: fascinante y seductora. El Guitarrica de hoy se doctora desde una originalidad extrema, la misma que le convierte en uno de los artistas más prometedores de esta década.

El parón de la pandemia le sitúo en un punto de vista distinto frente a sus canciones, que le conduce hacia un 2022 en el que llega La cantera, su álbum de debut. Ya no salen directamente de su guitarra, sino que se someten a un cuidado proceso creativo, para jugar con las estructuras y reinventarse en el estudio. Es un nuevo Guitarricadelafuente, pero es el mismo. El de ese estilo tan personal que le hizo explotar desde la muy casera El conticinio (2018), grabada en su habitación con un micrófono de Singstar. Pero ahora sin tapujos para flirtear con la electrónica y los sonidos urbanos. 

Las raíces de Álvaro (Benicasim, 1997) se engalanan en La cantera. “Ahí viene la cantera”, le decían sus abuelos cuando lo veían pasar en sus vacaciones por las calles de Cuevas de Cañart, Castellote, en el Maestrazgo turolense. Con apenas 70 habitantes, el pueblo recuerda mucho a eso que llaman la España vaciada. Es un destino idílico donde reposan los buenos recuerdos; el lugar al que siempre quiere volver la cantera, la juventud inconformista con una sociedad corrompida por los adultos. 

Esa especie de lugar mítico lo reinventa Guitarrica de la mano de Raül Refree, uno de los grandes productores del momento. Juntos descubrieron las enormes posibilidades de unas canciones que exploran caminos distintos, pero sin perder jamás el vínculo con la tradición tal y como la entiende el artista.

Es un decidido paso adelante para un tipo que se rebela contra el encasillamiento y que inaugura una etapa en su trayectoria. Se apoya en el folclore o en la poesía y escarba entre sonidos introspectivos pero coloridos. Es una versión refinada de aquel chaval que un buen día se convirtió en ídolo de masas y que ahora pone encima de la mesa sus argumentos de más talento.

Su primera gira, La Girica, la empezó en 2019 y la continúo en 2020. Visitó distintas ciudades y festivales de España, con el papel agotado en muchos de sus conciertos, al igual que en el de ahora Córdoba. Uno de sus grandes hitos iba a ser el Teatro Circo Price de Madrid, previsto para el 3 de abril de 2020. Vendió todas las entradas en ocho horas, pero ocurrió lo que todos sabemos. En 2020, fue nominado a tres categorías de los Premios MIN de la Música Independiente: Mejor Artista Emergente, Mejor Canción del Año por Agua y mezcal y Mejor Videoclip por Guantanamera.

Pero todo eso ya es historia. Guitarrica se renueva y suena melancólico pero feliz, convencido como está de que una cosa no está reñida con la otra. Mezcla un pandero de peña parda con sintetizadores, pasa del bombo legüero a su propia y peculiar guitarra y agita a Labordeta con Bon Yver. Sus piezas suenan actuales, pero encajan con la tradición en un puzle con vocación de obra selecta.

JOSÉ MARÍA GALLARDO/ MIGUEL ÁNGEL CORTÉS: “Albéniz flamenco” - Estreno absoluto Teatro Góngora (20:30 horas)

La producción musical de Isaac Albéniz está llena de sugerencias rítmicas, melódicas y armónicas procedentes de un género que le fascinaba: el flamenco. Es muy complicado acceder al código interpretativo del maestro de Camprudón si no se conocen en profundidad las raíces que inspiraron su música, si no se tienen en la mente y en el corazón cada uno de los palos que, sumergidos en las aguas de sus partituras, nutren de identidad y grandeza su legado compositivo.

José María Gallardo y Miguel Ángel Cortés, tras su “coronación” como dúo en la Bienal de 2014, en la que cosecharon las mejores críticas y en el caso de Cortés un Giraldillo, lideran una propuesta artística en la que rinden tributo a Albéniz a través de sus guitarras clásica y flamenca. Su proyecto Lo Cortés no quita lo Gallardo, tras nueve años en los escenarios de todo el mundo y con su Premio Flamenco Vive (2015) al mejor disco de Guitarra, presentan este espectáculo donde ambas guitarras (a modo de espejo sonoro) reflejan el sentimiento del flamenco y del clásico en la música de Albéniz.

El espectáculo se basa en versiones construidas por ambos desde el mayor de los respetos a ambas tradiciones queriendo poner en valor la fascinación, el conocimiento y la gratitud que Albéniz sentía por el flamenco.

Cuentan para la ocasión con la colaboración de una artista con la que han trabajado en multitud de ocasiones y por la que ambos sienten una profunda admiración y empatía artística: Ana Morales.

José María Gallardo Rey: Artista con una formación y conocimientos musicales inusuales en el mundo de la guitarra, es el solista más solicitado y programado por orquestas de todo el mundo. Su formación como guitarrista clásico se ha visto enriquecida por su intensa relación con el mundo del flamenco. La conjunción de ambos estilos ha creado una manera única de interpretar y entender la música española. En este sentido, son bien conocidos su trabajo con artistas de la talla de Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Tomatito, María Pagés, Carmen Linares, Marina Heredia, Miguel Ángel Cortés, Cañizares, Riqueni, Félix Grande, etc.

Embajador musical de España, su presencia es requerida por orquestas y escenarios internacionales en los recintos más prestigiosos. Reconocido compositor, sus obras son interpretadas en los más importantes festivales de música, coreografiadas por nombres de la danza como María Pagés, Víctor Ullate, Lola Greco, etc. La sintonía oficial de la Bienal de Flamenco de Sevilla es una composición suya, encargada en 1998.

Miguel Ángel Cortés: Nace en Granada en el seno de una familia de rancia estirpe de guitarristas. A la temprana edad de ocho años entró en el mundo del flamenco a través de la Zambra del Sacromonte, y desde entonces ha trabajado con las más importantes figuras del cante y del baile.

Su sonido es una mezcla exquisita de sensibilidad hacia los toques clásicos unido a una minuciosa búsqueda de nuevas formas musicales. En su “historial” destaca ser Primer Premio del Certamen de Guitarra Paco de Lucía, Giraldillo de Bienal 2014 y colaborador en la grabación del disco Omega, de Enrique Morente y el grupo de rock Lagartija Nick.

Su trayectoria profesional lo hace imprescindible para artistas de la talla de Arcángel, Rocío Márquez, Carmen Linares, María Pagés, Esperanza Fernández, Rafael Riqueni, etc.

Ana Morales: El concierto cuenta con la participación estelar de Ana Morales, bailarina y bailaora de amplias formas, sensualidad y elegancia innata. Ana se encuentra dentro de los nombres más destacados de la escena flamenca, los cuales enriquecen su creación utilizando distintas disciplinas para llegar al fondo de su mensaje. La artista concibe la creación acorde a su momento vital, por lo que recrea en el escenario sus propios pasos de vida.

CICLO PATIOS DE GUITARRA - Palacio Orive (22:00 horas)

El segundo de los conciertos del ciclo Patios de Guitarra tiene lugar el martes, 5 de julio, en el Palacio de Orive. Bajo el título de Confesiones desde el silencio: Músicas de nuestro tiempo, Álvaro Leoncio a la guitarra clásica y Gabriel Rodríguez a la flauta ofrecerán con este peculiar dúo música de Tárrega, Henze, Smaili o Leo Brouwer. 

En 2018, Álvaro L. Carrillo accede al Conservatorio Superior “Rafael Orozco” de Córdoba, donde estudia con el catedrático Javier Riba. En 2019 comienza el estudio de la especialidad de composición paralelamente a la de intérprete, primeramente bajo la tutela de Miguel Ángel Remiro, y más tarde de la mano de Juan de Dios García Aguilera. Ha recibido los consejos de figuras como Marco Smaili o Victor Pellegrini. Destaca su inclinación por la música del siglo XX y XXI y reivindica la necesidad de su interpretación en las salas de concierto. Como compositor, tiene gran interés por los proyectos interdisciplinares así como por el poder comunicativo y expresivo del arte. 

Por su parte, Gabriel Rodríguez cursa segundo curso de grado superior en el Conservatorio Superior de Córdoba bajo la dirección de Yolanda González, compaginándolo con sus estudios de jazz junto a su maestro Juan Galiardo en el Centro de Artes Modernas de Málaga.

Programa formativo Curso de David Russell

El martes, 5 de julio, el maestro David Russell comienza su curso Desarrollo de la interpretación musical y Técnica en la guitarra clásica. Lo imparte durante los días 5 y 6 de julio en el Conservatorio Superior de Música “Rafael Orozco” en horario de 10:00 a 14:00 horas.

Etiquetas
stats