La familia de Gala crece: nueva promoción de jóvenes creadores

.
Catorce residentes de Colombia, México, Ecuador y España componen la decimotercera promoción de estudiantes en la Fundación Gala

“Sois mis nuevos niños en esta familia numerosa. Os abro las puertas de mi corazón de par en par. A cada uno de vosotros os dejo entrar y quedaros. Sed bienvenidos para siempre”. Con estas palabras, el escritor Antonio Gala ha recibido este viernes a los integrantes de una nueva promoción de estudiantes -la decimotercera- en la residencia de la Fundación Gala para Jóvenes Creadores que ha celebrado la apertura del nuevo curso.

Catorce jóvenes integran esta nueva hornada que cuenta con ocho escritores, cuatro artistas plásticos y dos músicos, venidos la mayoría de España -diez de ellos repartidos entre Asturias, País Vasco, Galicia, Cataluña, Murcia, Castilla la Mancha y Andalucía- junto a cuatro estudiantes extranjeros: dos colombianos, una mexicana y un ecuatoriano. De Córdoba -sede de la Fundación- provienen dos de los jóvenes creadores, ambos artistas plásticos, uno de ellos de El Carpio y una chica, ecijana de nacimiento, pero cordobesa de adopción.

Son todos ellos las nuevas caras que se verán este curso 2014-2015 en el antiguo convento del Corpus Christi para desarrollar sus respectivas disciplinas creativas. Jóvenes, de entre 19 y 24 años, de los que sin embargo se siente muy cerca Antonio Gala. “El 2 de octubre cumplí un año más. Pero hoy, de manera misteriosa, tengo vuestra edad. Sois mi esperanza más grande. Vosotros me rejuvenecéis. Ya me quedará tiempo, supongo, para ser vuestro abuelo”, les ha dicho el escritor en la misma clave familiar.

Sobre el trabajo que inician ahora en la Fundación, Gala les ha hecho ver que “el trabajo de cada uno va a multiplicar el trabajo de todos. De vuestra convivencia aquí va a depender el porvenir de todos, el mañana de todos”. Porque, a su juicio, “cada promoción multiplica lo que hicieron las anteriores y deja su propia personalidad”.

El escritor, acompañado en el acto de apertura del curso por los miembros del Patronato de la Fundación que lleva su nombre y por la directora de la misma, Carmen Burgos, ha hecho cómplices a los catorce jóvenes creadores de la esperanza que deposita en ellos para trabajar a lo largo de este curso: “Por encima de todo sois nuestra alegría. Tenéis la obligación de darnos luz. Cumplid como sois, porque por eso se os ha elegido, para que seáis más vosotros”.

“Empezamos una vida en común: la recíproca enseñanza, el crecimiento compartido”, en un día que el propio Antonio Gala ha calificado como “de gozo y sin ninguna sombra. El sol está de nuestro lado”. El lado de la creación.

Etiquetas
stats