Etiquetas

Pepe Espaliú (Córdoba, 1955 - 1993) sigue ganando la batalla del tiempo. Pintor, escultor, dibujante y escritor, la mirada del artista cordobés sigue vigente a nivel nacional e internacional, y la prueba de ello es que este sábado se inaugura Dimensión orgánica y pulsional, la primera exposición del artista en 1 Mira Madrid desde que empezara a ser representado por la galería a mediados del año pasado.

Una muestra que coincide en la capital con sus dos salas dentro de Vasos Comunicantes, 1881-2021, muestra de la colección permanente del Museo Reina Sofía. La diferencia es que, mientras el Reina Sofía muestra sus obras más emblemáticas, 1 Mira Madrid mostrará las más desconocidas.

Concretamente, más de treinta dibujos inéditos del artista cordobés. El responsable de 1 Mira Madrid, Mira Bernabeu, ha explicado a Cordópolis que estas obras son “el hit” de la primera muestra que ha podido comisariar desde que, a mediados de 2021, asumió el legado de Espaliú y los fondos de la galería Pepe Cobo y los familiares.

Así, Dimensión orgánica y pulsional, mostrará una serie de obras que nunca habían sido expuestas y permanecían ocultas. “Estaban en cuadernos de apuntes, y son pequeños dibujos, notas preparatorias para futuras esculturas o instalaciones. Están inacabados e incompletos, pero se han podido trocear y dividir en dibujos”, explica Mira Bernabeu.

Jesús Alcaide, también comisario artístico y experto en la obra de Espaliú, señala en la hoja de sala que si hay una manera de acercarse al interior del artista cordobés “es hacerlo a través de sus cuadernos de dibujo, anotaciones, bocetos y obras germinales”. Obras como las que se pueden ver desde este sábado hasta el 26 de marzo, y que muestran el trabajo de Espaliú desde comienzos de los años ochenta hasta 1992.

Aquel fue el año del Carrying, la acción artística y simbólica con la que Espaliú visibilizó el Sida, una enfermedad estigmatizada que, de alguna manera, él ayudó a que se entendiera desde otro prisma. “Una acción paradigmática cuya trascendencia y visibilidad ha podido opacar de alguna manera aquellas obras realizadas por el artista en las décadas precedentes, contextos temporales a los que se intenta acercar esta exposición”, reseña Jesús Alcaide.

Bernabeu coincide con esta visión. “Todos tenemos en mentee las obras más icónicas de Pepe, que son principalmente esculturas y sus acciones, pero no hemos visto mucho de sus bocetos y su trabajo preparatorio”, indica el comisario sobre una serie de obras que ya muestran las señas de identidad de Espaliú: “el cuerpo, la masculinidad, la enfermedad o el dolor”.

Cuestiones que Espaliú abordó siempre como un horizonte de largo recorrido. “Espaliú es uno de los artistas que más mantiene su vigencia. Hay otros artistas que, con el paso del tiempo, se anclan en lo que se hacía en su generación, en su momento. No es el caso de Pepe Espaliú, que es de los pocos cuya obra se mantiene”, reflexiona Bernabeu.

En este ámbito, añade que parte de la obra del artista cordobés está cedida en estos momentos a una muestra colectiva titulada Every Moment Counts y que se está celebrando en el Henie Onstad Center de Høvikodden, en Noruega.

Etiquetas
stats