La conexión cordobesa de Rosalía

Rosalía, en su concierto en Viana de hace un año | TONI BLANCO

Es el debate cultural más candente que se recuerda en España desde hace tiempo: el fenómeno musical y extramusical del momento, la cantante Rosalía, y el lanzamiento de su disco El Mal Querer. Este trabajo no solo ha pulverizado récords de escuchas en plataformas como Spotify, sino que ha convertido a la catalana en una de las artistas que, de manera más polarizada, más y mejor ha expuesto lo que significa triunfar en España, con todo lo bueno y lo malo de un ascenso tan meteórico.

Estos días, mientras alimenta debates en todas las redes sociales -principal sustento de su campaña viral-, se conocía que las escuchas de El Mal Querer se han incrementado un 3.365% durante la semana posterior a su lanzamiento. Unos datos que además coinciden con la celebración de los Latin Grammy este jueves 15 de noviembre, para los que está nominada en cinco categorías. Y eso que cuando se conocieron los candidatos, el disco de Rosalía no había visto la luz.

Solo por el sencillo Malamente, Rosalía optará a cinco nominaciones que le pueden dejar con premio apenas un año después de irse de vacío en 2017, cuando optaba al galardón a Mejor Nueva Artista. En aquella ocasión defendía su anterior disco, Los Ángeles, que había presentado un mes antes en Córdoba, una ciudad con la que la cantante catalana tiene una vinculación muy especial y en la que no muchos medios han reparado.

Cronológicamente, el primer vínculo de la cantante con Córdoba lo marca el productor Fernando Vacas, promotor de aquel concierto en Viana. Cuando Los Ángeles apenas llevaba unos meses en la calle, Vacas fichó a Rosalía para que pusiera voz a Un largo viaje, que funcionó como single de adelanto de la edición final de su ópera flamenca A través de la luz. La canción la grabó en Córdoba, en los estudios de Vacas, y cuenta con la guitarra de José Antonio Rodríguez y los coros de Lin Cortés.

Este último, Cortés, ha mantenido también desde el principio una fluida relación con la artista catalana, que ha mostrado en sus redes varias veces una predilección por el arte de este cantante y compositor cordobés. Aunque quizá la mayor muestra de aprecio hacia Lin Cortés sea la colaboración de ambos en El Mal Querer. Es en el segundo corte del disco, Que no salga la luna (capitulo 2. Boda), en el que Cortés deja su impronta de flamenco roto a los coros, mientras que Los Mellis y Las Negri se encargan de las palmas.

El hermano de Lin, Nani Cortés, aunque no colabora en el disco, también ha tenido a Rosalía como invitada. Ocurrió cuando presentó su álbum Ley de vida en la Sala Apolo de Barcelona el pasado mes de junio. Fue una noche en la que estuvieron también Lin Cortés y Parrita, que tuvo lugar apenas unos meses después de que la cantante catalana hubiera dado el primer golpe con Malamente, una canción que generó acusaciones de apropiación cultural del acervo cultural gitano.

Por aquel entonces, la artista ya se había mostrado entusiasmada con el talento de otro ilustre joven cordobés, el diseñador Alejandro Gómez Palomo, que dirige Palomo Spain desde Posadas, y que ha vestido a la cantante en varias ocasiones, como en el show que ofreció en el Festival Sonar y en varios de los eventos que ha protagonizado en los últimos meses en Miami, Nueva York y Los Ángeles.

La más importante, quizá, haya sido en el concierto sorpresa de presentación en Madrid de El Mal Querer el pasado 1 de noviembre. Allí, ante 11.000 personas, Rosalía salió al escenario con un vestuario diseñado por Palomo Spain que incluía un vestido de color rojo, rico en volantes y transparencias -inspirado en la portada de Di mi nombre- y con una bomber larga roja y negra. El cordobés será además el diseñador encargado de los modelos que la cantante lucirá durante la gira de este disco.

La relación de Rosalía y Palomo parece que puede durar muchos años, a tenor de los piropos que ambos se lanzan. El diseñador cordobés resaltaba en una entrevista con CORDÓPOLIS los elementos que ambos tenían en común.

“La adoro y creo que sí, que tenemos historias muy similares y retratamos nuestro trabajo de forma muy parecida, llevándolo a una observación mucho más contemporánea, fresca y natural, de hacer lo que nos da la gana. (...) Son la madre y la hermana las que le llevan todo, igual que yo con mi familia, y son historias muy similares y muy bonitas. Hemos encontrado un love affair bastante duradero, espero”, decía el diseñador cordobés hace dos meses del fenómeno musical del año.

Etiquetas
stats