¿Cobrar por entrar a Medina Azahara y la Sinagoga? Cultura ingresaría unos dos millones al año si lo hace

Medina Azahara iluminada por la noche | MADERO CUBERO

Es un antiguo debate. ¿La entrada a Medina Azahara o la Sinagoga tiene que seguir siendo gratis para todos los europeos como hasta ahora o ha llegado el momento de cobrar? La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha señalado que “está analizando y estudiando” el cobro de entradas en los museos y monumentos andaluces, de modo que este dinero “revierta directamente” en su mantenimiento, aunque, precisa, “no hay ninguna decisión tomada aún”.

La Junta de Andalucía sí que cobra y regula la entrada a monumentos como la Alhambra de Granada, de su titularidad. Pero no a Medina Azahara (donde se paga el transporte que sube a los turistas al inicio de la visita al yacimiento) o a la Sinagoga (el monumento más visitado de la ciudad solo superado por la imbatible Mezquita Catedral). Además, es titular, gestiona y explota el Museo Arqueológico y el Museo de Bellas Artes.

Fuentes de Cultura han confirmado que la Consejería se está pensando muy en serio lo de cobrar a los turistas por visitar a los monumentos e insisten en que ya habría hasta una decisión sobre su tarifa: se aplicaría la misma que sí que pagan los turistas extracomunitarios, como chinos, japoneses, americanos o árabes. Es decir, 1,5 euros por persona. Con esas cifras y teniendo en cuenta que para 2019 se espera que todos estos monumentos sean visitados por unos 1,3 millones de turistas, la Junta podría recaudar al año cerca de dos millones de euros solo en entradas.

En una entrevista concedida a Europa Press, la consejera de Cultura decía que aunque “no es una decisión que tengan tomada en este momento”, sí es una cuestión que “estoy analizando y estudiando, primero porque es algo habitual y natural que ocurre en otros países y comunidades autónomas, y en segundo lugar porque es un dinero que va a revertir directamente en tener el patrimonio a punto para los ciudadanos”.

“Lo poco o mucho que se recaude siempre va a retornar al ciudadano, porque ese dinero revertiría en tener los monumentos en perfecto estado”, ha abundado la consejera, que ha apuntado que “es consciente” de que el presupuesto para el patrimonio “es mínimo” y “a lo mejor que todo el mundo colabore un poquito sería un buen instrumento para llegar donde la consejería no llega”.

Además, y cuestionada sobre si tienen estimado el impacto del turismo sobre los principales monumentos, Del Pozo ha indicado que “evidentemente no pueden estar sometidos a un colapso permanente de personas porque se deterioran”, toda vez que ha apuntado que “hay que ordenar ese turismo y que lo harán en aquellos sitios en los que aún no lo esté”.

Casi 650.000 visitas en el primer semestre de este año

Los museos y monumentos de Córdoba, gestionados por la Junta de Andalucía han recibido 643.922 personas durante el primer semestre del año. En concreto, el Museo de Bellas artes, ha recibido en los seis primeros meses del año 48.588 frente a las 45.592 visitas del pasado año. El Museo Arqueológico ha recibido 116.993, y en 2018 recibió 114.111. El enclave monumental de la Sinagoga de Córdoba recibió 317.860 visitas, mientras que el pasado año permaneció cerrada por obras. La ciudad califal de Medina Azahara ha recibido 160.481 visitas frente a las 118.827 de 2018. La diferencia es de casi el triple.

Los expertos ven bien cobrar entrada en los museos si se reinvierte en ellos

La Asociación de Museólogos y Museógrafas de Andalucía (AMMA) se ha mostrado este martes a favor de cobrar entrada en los museos y conjuntos arqueológicos que gestiona el Gobierno autonómico porque “la cultura, como todo, cuesta dinero”, siempre y cuando lo recaudado revierta en el lugar por el que se paga y se de un “servicio de calidad”.

Así se ha expresado en declaraciones a Europa Press la presidenta de la asociación, Elena López, que ha valorado la posibilidad de que se implante esta medida por parte de la Junta de Andalucía, según anunció el sábado la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, quien remarcó entonces que “no hay ninguna decisión tomada aún”.

López ha expuesto que los museos siempre tienen que dar un buen servicio, renovar los contenidos y que es entonces cuando se puede puede exigir a la gente un pago, ya que “tener una exposición muerta desde hace 20 años y querer cobrar, no tiene sentido”. Así pues, ha ejemplificado la inversión de lo recaudado en implantar servicios de consulta y mejoras en las taquillas en los espacios que no las tengan, toda vez que subraya que “no se trata de pagar por pagar, sino porque a cambio se tenga algo”.

En este sentido, ha manifestado su oposición a que se haga del dinero de las entradas “un saco para toda la Junta” y ha reincidido en destinarlo integramente a los museos, ya que destinarlo en su integridad a los propios espacios es “la única forma de que sigan ofreciendo actividades”.

Así, ha recordado como en el Museo del Prado de Madrid o en el Conjunto Monumental de la Alhambra y Generalife de Granada se ha mejorado el servicio que se da y ahora “la gente paga a gusto”.

“Cualquiera estamos dispuestos a pagar lo que nos piden en cualquier museo --de fuera--, ¿porque no en los nuestros?”, ha apostillado, antes de citar por el lado contrario al Conjunto Arqueológico Madinat Al-Zahra de Córdoba, al expresar que “cuando se inauguró, mucho vídeo, pero no se ha vuelto a tocar”, y que el transporte que hay que pagar para llegar desde la zona de aparcamiento particular hasta el yacimiento “debería de ir incluido en la entrada”.

Asimismo, ha razonado que “nadie debe quedar fuera de la cultura por no pagar”, por lo que “siempre” se deben reservar unas horas a la semana de entrada gratuita, lo que destaca como una práctica habitual “en todo el mundo”.

Etiquetas
stats