“A ver, ¿quién sabe aquí lo que es una célula?”

Participantes en el Paseo por la Ciencia | MADERO CUBERO

La pregunta es clara. “A ver, ¿quién sabe aquí lo que es una célula?”. La respuesta, también. “De lo que estamos hechos”. Un diálogo rápido y conciso que da pie a que una de las investigadoras del Imibic (Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba) empiece una rápida charla a chavales de siete años sobre las células de la grasa o adipocitos, ayudada por unos sencillos cuadros explicativos y experimentos.

Todo ello forma parte del la decimosegunda edición de Paseo por la Ciencia, que organizan el Ayuntamiento de Córdoba y la Asociación Profesorado de Córdoba por la Cultura Científica, en colaboración con la Delegación Territorial de Educación de la Junta, la Diputación y la Universidad de Córdoba (UCO). La actividad ha reunido este sábado, en el Vial Norte, a más de 1.100 participantes y un total de 44 carpas con actividades, experimentos y conferencias de índole científica, como por ejemplo aprender a construir una resistente y ligera cúpula geodésica con pajitas de zumos.

Bajo el lema Educación científica para conocer el mundo y hacerlo sostenible y solidario, elegido por ser 2017 el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, en el Paseo por la Ciencia exponen sus proyectos de ciencias unos 870 estudiantes coordinados por personal docente e investigador. Se trata de una muestra para todos los públicos que lleva la ciencia a la calle y reivindica su valor en el progreso social y en el ámbito de la enseñanza.

Dos de los participantes son Manuel Gómez y Daniel Serrano, estudiantes del Ciclo Superior de Administración de Sistemas Informáticos en Red del CES Lope de Vega. Esta pareja de compañeros ha reproducido con un pequeño acuario el complejo proceso del cultivo acuapónico, que combina la piscifactoría con el mantenimiento de prácticamente cualquier tipo de huerta. “El cultivo de plantas, en nuestro caso tomates, se sirve del agua sucia del acuario para recoger los nutrientes y luego la devuelve limpia y filtrada de nuevo”, explica Manuel.

“Hemos diseñado un sistema informático que nos permite controlar a través de Internet todos los sensores del acuario y el cultivo”, cuenta Manuel. “Podemos vigilar cómo se encuentra el conjunto a través de cámaras que emiten en streaming, podemos controlar los PH, los niveles de crecimiento, la luz, la humedad... Y todo a través de una web o la app que hemos diseñado para móviles y tabletas”, termina el alumno.

Profesores, científicos y estudiantes han contado hoy con la visita de políticos como la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, o el rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos. Los dos han valorado el papel de divulgación de este tipo de actividades y han recordado la necesidad de invertir en la ciencia, la investigación y el desarrollo.

Etiquetas
stats