La 'Velá' arranca con un pregón lleno de denuncia

Carmen León | MADERO CUBERO
Carmen León lleva a la “segunda feria de Córdoba” su figura luchadora y pide que esta cita la sigan desarrollando los vecinos del barrio

Después de que el anterior gobierno sustituyera el tradicional pregón por un encendido del alumbrado, anoche Carmen León, la portavoz de la Plataforma cordobesa contra la violencia a las mujeres, llenó la plaza del Pocito de reivindicación y lucha por la igualdad, acompañada de una intérprete de lengua de signos por primera vez en la historia de la Velá.

Antes de su pregón, la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, alabó la figura de León como un “ejemplo de ética cívica y de compromiso político” y señaló toda su labor para avanzar en democracia y en justicia social. Además, Ambrosio hizo mención a la importancia de la Velá, “un evento donde se citan la reivindicación y el compromiso vecinal más allá de la mera celebración. Por esa razón, esta cita ha sido muy incómoda para algunos durante años anteriores. Por ello, en esta etapa, queremos regresar a su esencia y a tomar cuenta de todo lo que aquí se diga”, sentenció. Clara alusión a la gestión por parte del gobierno de José Antonio Nieto en años anteriores, cuando el consejo de distrito llegó a desvincularse de la organización de la Velá.

“Este pregón no sólo es un reconocimiento a mi humilde persona sino también al trabajo y a la aportación que muchas mujeres de nuestros barrios estamos haciendo para que la sociedad avance”. De esta manera arrancaba el pregón de León, toda una proclama a la lucha por la igualdad, la lucha vecinal y la denuncia a la violencia de género.

Criada en el barrio de Cañero, León también realzó la figura de esta zona de Córdoba, “un barrio con experiencias de lucha y con muchas carencias. El contacto con esa realidad es lo que ha ido modelando nuestras conciencias”.

Aunque la Velá ha sido organizada por el Ayuntamiento por la falta de tiempo para hacerlo de manera conjunta con los vecinos, León hizo un llamamiento a las autoridades para que esa dinámica “no se rompa”. Porque, “aunque con sus luces y sus sombras, ése ha sido un modelo de fiesta que hunde sus raíces en la solidaridad, la participación y el protagonismo del pueblo a través de sus organizaciones”. No obstante, recordó que “para que esto se pueda realizar, se tienen que reunir dos condiciones: que el Ayuntamiento crea en este modelo de participación y que los ciudadanos estén dispuestos a participar en las distintas organizaciones, asociaciones y colectivos que trabajan por el bien común”.

Finalmente, y como consecuencia de la labor que realiza en la plataforma, condenó la “insoportable” situación que está viviendo el país en lo que a violencia de género se refiere. En lo que va de año, 10 niños y 36 mujeres han sido asesinados. En los últimos 15 años, 22 han sido las mujeres cordobesas que han muerto en manos de esta lacra social. Por ello, aseguro que “la lucha por la igualdad de género y el feminismo sigue siendo hoy tan necesaria como en sus comienzos, porque sigue siendo el mejor camino para construir una sociedad más humana y más justa. Educar en y para la igualdad”.

Tras el pregón, Ambrosio le hizo entrega de un obsequio que ponía en valor todo su trabajo dedicado a la entrega y a la solidaridad. Después de la inauguración, la plaza del Pocito acogió la actuación de la cantante Cristina Serrano, exconcursante del programa Se llama Copla, a la que siguió la actuación flamenca del cuatro de jóvenes artistas de Yolanda Osuna. Para la jornada de hoy, destaca la séptima ruta del caimán por el Guadalquivir, la Sardiná popular y, por la noche, el concierto de la cantante cordobesa Lía.

Etiquetas
stats