Urbanismo insta a la propiedad a realizar una demolición controlada del edificio de María Cristina

Obras de apuntalamiento del edificio cuyo muro se derrumbó en c/ María Cristina | TONI BLANCO

https://youtu. be/BNauCRHwnHA

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) instará a la propiedad del edificio de la calle María Cristina que sufrió el derrumbe de uno de sus muros la pasada semana a realizar una demolición controlada del mismo. Los bomberos apuntalaron este miércoles la zona del edificio que linda con el callejón ubicado en esta céntrica calle, mientras que la propiedad ha iniciado en la mañana de este jueves el refuerzo de ese apuntalamiento, mientras se toman otras medidas.

Se da la circunstancia de que el edificio está en proceso de venta, según ha informado el presidente de Urbanismo, Salvador Fuentes. El refuerzo del apuntalamiento lo está llevando a cabo el actual propietario y, si se cierra la venta, el futuro propietario levantará en ese edificio un alojamiento tipo hostel. La intención de Urbanismo es que el proceso se acelere y el primer paso del proyecto del futuro alojamiento turístico sea la demolición controlada del edificio, preservando la fachada que está protegida.

Fuentes ha explicado que la opción de la demolición controlada del edificio “no es fácil, es bastante compleja” y que desde Urbanismo se propondrá a la propiedad del inmueble acelerar el proceso para llevarla a cabo cuanto antes.

Miedo de los vecinos

Hay que recordar, además, que este miércoles, los vecinos del edificio colindante expresaban su miedo y temor a un nuevo derrumbe que pudiera afectarles, más en estos días de lluvia, al colindar sus viviendas con uno de los muros del edificio afectado. Fuentes ha explicado que desde Urbanismo se contactará con los vecinos afectados para explicar la situación y las medidas de seguridad tomadas, y que, en todo caso, los técnicos señalan que el principal riesgo del edificio se encuentra en el callejón, en el muro contrario al que linda con estos vecinos.

Fuentes ha insistido en que es la propiedad del edificio quien debe hacerse cargo de la demolición controlada que se propone, ya que es quien tiene el deber de conservación del inmueble.

El edificio sufrió el derrumbe de uno de sus muros el miércoles 28 de octubre por la tarde. Según ha explicado Fuentes, el viernes se comunicó por teléfono a la propiedad la situación del inmueble, se hizo un informe sobre los problemas que afectaban a la estructura del edificio y el peligro ante la llegada de lluvias esta semana.

Por ello, este martes, la GMU comunicó la orden de ejecución de obra para asegurar el edificio. Los bomberos apuntalaron con madera el muro en peligro hasta la primera planta, y la propiedad del inmueble ha iniciado este jueves las tareas para asegurar con apuntalamiento de hierro la estructura.

Por todo ello, el cierre al tráfico de la calle María Cristina se prolonga hasta que se solucione la situación del edificio, según han informado los responsables municipales.

Etiquetas
stats