El jurado declara culpable de asesinato al acusado del crimen de Cabra

Imagen del juicio por el crimen de Cabra en la Audiencia Provincial

Un jurado popular ha hallado culpable de asesinato al acusado del crimen de Cabra, un joven de 27 años que le asestó presuntamente 18 puñaladas -causándole 21 heridas- a un vecino de la citada localidad al asaltarlo de madrugada mientras la víctima intimaba con otra joven. El veredicto de culpabilidad ha sido unánime y confirma el relato de la acusación particular y la Fiscalía.

El jurado ha considerado probado que J.A.F. es culpable de la muerte de A.P.M. basándose también en las declaraciones de los agentes del Policía Nacional que detuvieron al acusado en el Aeropuerto de Málaga. Estos señalaron que el detenido manifestó “que no sabía cómo podía haberlo hecho, que se le fue la cabeza”. En el juició, el joven negó los hechos de los que se le acusan.

También ha sido considerado probado el testimonio de la joven que aquella noche acompañaba a la víctima y testigo principal. Esta alegó “que no dejaba de mover el cuchillo hacia él” ya que ella se cubría las partes vitales. Además, han tenido en cuenta el informe forense que establecía “que había sido una muerte violenta”, y el informe de la autopsia que señala “que no había habido forcejeos”.

Asimismo, los miembros del jurado han considerado probado por unanimidad el agravante de alevosía, mientras que siete de los nueve votos han dado por veraz el ensañamiento. Habiendo valorado también que cada una de las 18 cuchilladas, seis de las cuales mortales, “causaron dolor y hemorragias” y que estas se realizaron con un cuchillo que portaba “con el propósito de acabar con la vida de A.P.M.”. Además, han valorado el ensañamiento ya que “tras propinarle la primera cuchillada lo persiguió hasta tenerlo a su merced”.

Una vez conocido el veredicto del jurado popular, el Ministerio Fiscal ha aumentado la pena solicitada. Para el acusado se pide un total de 27 años de prisión por un delito de asesinato con alevosía (22 años de prisión elevada por el hecho de apreciar el ensañamiento) y libertad vigilada por 10 años. Además solicita 5 años de prisión por las lesiones, físicas y psicológicas, causadas a la joven que acompañaba a la víctima, y 5 años de alejamiento a más de 200 metros.

En cuanto a las indemnizaciones, la Fiscalía ha pedido 80.000 euros para la madre del fallecido; 50.000 para la hermana; 30.000 euros para el padre y 2.000 a la joven que la acompañaba.

El letrado de la acusación, Miguel Calabrús, por su parte, ha solicitado la pena máxima establecida en el Código Penal -de 25 años- “en vista de las circunstancias concurrentes”. Además, ha solicitado una indemnización de 120.000 euros para cada uno de los progenitores de la víctima así como 60.000 para su hermana. La defensa, por su parte, ha solicitado la pena mínima.

Al finalizar la lectura del veredicto, la hermana del fallecido se ha dirigido acompañada de otro familiar al juez y la Fiscalía para agradecer el trabajo que han realizado. Por otro lado, la tía de la víctima se ha dirigido al acusado espetándole: “Vas a ir a un hotel, no vas a ir a la cárcel, porque en España no hay justicia”.

Con el veredicto del jurado y las solicitudes de las penas, el juicio ha quedado visto para sentencia.

Etiquetas
stats