El futbolista del Córdoba CF Simo, absuelto de un delito de malos tratos

El futbolista Simo, llegando a la Ciudad de la Justicia con su pareja.

La jueza titular del Juzgado de lo Penal número seis de Córdoba ha absuelto al futbolista del Córdoba CF Simo Bouzaidi de un presunto delito de malos tratos, según consta en la sentencia a la que ha tenido acceso este periódico. La magistrada sostiene en su fallo que no ha quedado demostrado que el futbolista agrediera a su pareja, ya que salvo ella, que declaró que las lesiones que presentaba se la habían hecho sus perros, no existían testigos directos de los hechos.

La Fiscalía Provincial solicitaba para el futbolista una pena de diez meses de prisión. Su acusación se sostenía en la llamada “prueba de indicios” aportada por la Policía Nacional. Es decir, lo que los agentes concluyeron tras la investigación, en la que no tuvieron un testigo directo de los hechos.

Así, en la sentencia la jueza detalla que los únicos hechos probados son que tanto el futbolista como la chica son pareja y que el 12 de septiembre de 2022 ella llamó a la Policía Nacional por una discusión en su domicilio. Según la sentencia, la chica declaró que como no quería que Simo se marchara decidió “llamar a la Policía para presionarlo”, aunque a los pocos minutos volvió a llamar para decir que no era preciso que acudieran.

No obstante, los policías se personaron en la vivienda. La chica abrió la puerta y les dijo a los agentes que “solo había sido una discusión” y que “como se habían asustado” Simo “estaba escondido en un armario de la cocina”. Ahí fue sorprendido por la Policía.

Los agentes se entrevistaron por separado con la pareja. Un policía vio que la chica tenía una marca. La pareja de Simo nunca le dijo que fuese una agresión. Solo en el juicio insistió en que tiene perros y que los animales se le suben encima y le dejan arañazos.

Los policías indicaron a la chica que fuese al médico, que fue el que levantó un parte de lesiones. En ningún momento le dijo que fuesen por una agresión de Simo.

Por su parte, según la sentencia, Simo les dijo a los policías que se iba a ir a entrenar y que su pareja no quería. Ahí iniciaron una discusión que “se fue elevando de tono” hasta que “se produjo un forcejeo entre ambos”, llegando Simo “a meterle a ella los dedos en la boca para apartarla”, sostiene uno de los policías.

En el juicio se mostró el parte de lesiones: “hematomas en el cuello y cervicales, brazo y mejilla izquierdos, arañazos en la muñeca izquierda y contusión en el codo derecho”.

“Las lesiones existieron, pero lo que no puede declarar es que esas lesiones fueron causadas” por Simo, concluye la jueza. “En consecuencia y no pudiendo realizar dicha declaración de hechos probados, se dicta sentencia absolutoria por el delito de lesiones leves del art. 153.1 y .3 CP por el que había sido acusado”.

Etiquetas
stats