Las tormentas y el ascenso de las temperaturas, protagonistas del fin de semana

.

Poca tregua ha dejado la lluvia en la primera semana de la desescalada. Chaparrones y tormentas se han ido sucediendo con el paso de los días conforme las borrascas se han ido desplazando desde el Atlántico por el sur peninsular. Córdoba no ha quedado al margen y con mayor o menor intensidad, la lluvia ha estado presente durante toda la semana. El cierre de la misma no va a ser menos, los resto de la última de estas bajas van a seguir generando chubascos durante el fin de semana como colofón de un episodio casi con sabor a invierno.

Pero a diferencia de la lluvia que nos ha afectado hasta el momento, las tormentas que puedan formarse durante el fin de semana van a presentar poco movimiento en sus trayectorias. El lento paso de la baja hasta la vertiente mediterránea peninsular ya en la tarde del domingo, va a propiciar que chubascos y tormentas permanezcan relativamente estáticos sobre aquellas regiones que se formen. Es lo que ven los modelos, especialmente para la tarde del sábado, cuando la convección podría dispararse en los sistemas montañosos de la provincia, para ganar en extensión y terminar afectando a otros puntos de la provincia.

La jornada del viernes dará comienzo con una mayor estabilidad que en días anteriores. Los cielos comenzarán poco nubosos por lo general, para ir formando nubosidad de evolución con el paso de las horas, que podrían terminar formando tormentas, siendo estas más probables en la mitad norte de la provincia. Para esta jornada las temperaturas experimentarán un leve ascenso, tanto por la menor nubosidad como por la entrada de aire ligeramente más cálido en altura. Así las máximas podrán escalar hasta los 22 o 23 grados en el valle del Guadalquivir y los 18 o 19 grados en el resto de la provincia.

Este ascenso de las temperaturas tendrá continuidad durante la jornada del sábado, cuando las máximas volverán a superar la barrera de los 20 grados en toda la provincia, situándose incluso en el rango de los 25 grados en localidades del valle del Guadalquivir. Pero durante esta jornada cobrarán protagonismo las tormentas, que durante la tarde podrán formarse tanto al sur como al norte de la provincia, siendo especialmente intensas en la mitad norte, sin descartar que vayan acompañadas de granizo. Los chubascos irán perdiendo intensidad con la llegada de la noche, aunque podrán prolongarse más allá de la medianoche, especialmente en la mitad oriental de la provincia.

El cierre del fin de semana experimentará una leve mejoría con el desplazamiento del centro de la baja hasta el litoral mediterráneo. Esto hará que los chubascos que aún puedan formarse durante el domingo sean más probables en el extremo suroriental de la provincia, aunque sin descartar que puedan formarse y extenderse a otras áreas del norte. Las temperaturas por su parte se mantendrán estables, ayudadas por el ambiente nuboso y la consolidación del aire cálido en altura, quedando de nuevo en el entorno de los 23 a 26 grados a lo largo de toda la provincia.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats