Stop Desahucios acusa a un falso abogado de estafar a afectados

.
La plataforma ha denunciado los hechos ante el colegio profesional

La plataforma Stop Desahucios ha puesto en conocimiento del Colegio de Abogados de Córdoba que un falso letrado supuestamente ha estado prestando unos servicios irregulares a afectados con riesgo de desahucio que se han visto requeridos a pagar un dinero que no tienen. El abogado en cuestión, Manuel Lozano Santiago, formó parte de la plataforma de apoyo hasta que hace un año fue expulsado al comprobarse que exigía dinero a los afectados, les retenía documentación importante y, sobre todo, carecía del título requerido para ejercer la profesión.

Los hechos irregulares se producían, cuenta Stop Desahucios, en el punto de información situado en la sede de la agrupación sur del Partido Comunista de Andalucía (PCA). Stop Desahucios lamenta, en un comunicado, que todo eso ocurriese allí “a pesar de que dirigentes de esta organización estaban advertidos de lo que estaba pasando, entre otros Manuel López Calvo, que fue precisamente quien nos recomendó hace dos años que confiáramos en el ahora denunciado Manuel Lozano”.

María José Beltrán es una de las tres personas afectadas a las que el abogado le pidió llevarle el caso. “Me pidió dinero pero no pude pagarle”, decía este viernes por la mañana. Aun así, la mujer ha recibido la carta del juzgado reclamándole 417 euros por un impago a una procuradora de Madrid con la que supuestamente trataba el falso abogado. “No sé qué voy a hacer, no puedo afrontar esa cantidad”, reconoce. Al menos hay tres familias que llegaron a pagar 150 euros al falso letrado y dos que, como María José, han recibido la carta del juzgado pidiendo el pago a la procuradora. La plataforma no descarta que hayan más familias y anima a estas a que se pongan en contacto para denunciar.

Stop Desahucios lamenta que hechos así se produzcan con familias que están pasando por situaciones económicamente terribles y que tienen riesgo real de perder sus casas. “Se ha aprovechado sistemáticamente de la desesperación y buena fe de muchas familias”, señalan. Pero no por ello, dejan de reclamar voluntarios que se acerquen a apoyarles y a trabajar por los afectados.

Etiquetas
stats