La sorpresa del alcalde

.
Nieto acude a votar al colegio Caballeros de Santiago, donde su esposa ejerce como interventora del PP, y protagoniza una de las grandes anécdotas de la jornada electoral

Era extraño. El alcalde de Córdoba y presidente provincial del PP, José Antonio Nieto, acudía esta mañana a votar solo, acompañado de un par de asesores. Siempre había ido junto a su esposa al colegio Caballeros de Santiago, en la calle Agustín Moreno. Pero esta vez su esposa estaba dentro, ejerciendo como apoderada del PP. Hasta ahí todo normal.

Llega Nieto, sonríe a la prensa y atiende en la puerta, donde responde a un corrillo de periodistas. Acreditado también como interventor, explica que hoy le toca pasar la jornada electoral más como gregario que otra cosa: llevando y trayendo bocadillos a los militantes del PP repartidos por todos los colegios electorales de la ciudad.

Llega la hora de la foto. Nieto entra a un aula de un coqueto colegio infantil donde hay dispuestas cuatro mesas. Vota en la del fondo, donde su mujer ejerce de apoderada. Ella, tímida, hace como si nada. Pero le espera una sorpresa. Cuando los periodistas vuelven a salir al patio, Nieto acompaña a su mujer, a desayunar. Pero sin que esta se dé cuenta saca un ramo de flores que tenía escondido. Hoy es su aniversario, cuentan fuentes de su entorno. Y el alcalde quería sorprender de esta manera a su esposa. Y también a los periodistas allí presentes, acostumbrados a otro tipo de anécdotas en la jornada electoral.

Etiquetas
stats