El ser vivo más antiguo de la Mezquita de Córdoba está enfermo

Olivo centenario del Patio de Los Naranjos de Córdoba

La fuente barroca del Patio de los Naranjos de la Mezquita Catedral de Córdoba tiene un nombre oficial que es desconocido: la fuente del Caño de Santa María. No hay ni un cordobés que se refiera así a este histórico manantial, como son pocos los que llaman Claudio Marcelo a la Calle Nueva o San Fernando a la calle de La Feria. Esta fuente recibe el nombre del que a día de hoy es sin ningún género de duda el ser vivo más viejo de la Mezquita de Córdoba, un olivo centenario que se retuerce por el dolor de los años y también por el de una enfermedad que lo mantiene en estado crítico (pero vivo aún).

El famoso olivo del Patio de los Naranjos de Córdoba acaba de cumplir 280 años de vida. Las aceitunas que daba cada otoño han visto el cambio del Antiguo Régimen a la Revolución Francesa, a todos los reyes borbones de España y hasta a dos repúblicas, a invasiones napoleónicas, guerras carlistas y la Guerra Civil. Y el paso del franquismo a la Democracia en Córdoba.

El secretario general de la Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO) es José María Penco, que es ingeniero agrónomo y que ha escrito una publicación homenaje a este centenario árbol cordobés. Penco diagnostica que "el árbol está enfermo, tiene caries en su interior lo que ha hecho que el tronco esté hueco y maltrecho". "Solo le quedan algunas vías de savia perimetrales para mantener su parte aérea que, heroica ella, todavía nos regala frescas aceitunas cada campaña", explica.

Fuentes del Cabildo aseguran que se ha plantado un olivo más joven junto al centenario. La actuación fue desarrollada por los jardineros de un vivero de la ciudad. "El tronco hueco del olivo centenario ya no se va a regenerar", explica Penco. La intervención se ha realizado para que si muere el ejemplar original haya otro olivo en su lugar que lo sustituya. Y que la Fuente del Olivo de la Mezquita se siga llamando así por los siglos de los siglos.

Pero el ejemplar actual tiene una fecha concreta de plantación: 1741. Hace 280 años, se reformó esa zona del Patio de los Naranjos de la Mezquita de Córdoba. Se construyó la fuente barroca, diseñada por Tomás Jerónimo de Pedrajas, se plantaron diez naranjos y el olivo actual. Los naranjos son un árbol frutal mucho menos longevos. Ninguno de los actuales tiene tantos años como el olivo. También se plantaron varias higueras. Ninguna ha sobrevivido a tantos años, a tantas guerras y a tantas historias.

"No sabemos el tiempo de vida que le queda, quizá sea poco o no", explica Penco, que espera que el famoso olivo de la Mezquita de Córdoba pueda vegetar "otros 200 años más" y que incluso "sobreviva a la era digital" y observe "el planeta Marte poblado de estaciones espaciales". "¿Quién sabe?", concluye. 

Este olivo, no obstante, no es el árbol más longevo de Córdoba. Ni, por supuesto, de España. En Castellón hay olivos donde "Julio César pudo dormir la siesta", bromea Penco. En la localidad de Traiguera está Sinfo, un olivo que tiene más de 2.000 años (se le calcula una vida de 25 siglos) y que ha sido elegido como uno de los árboles más singulares del Mediterráneo.

Etiquetas
Publicado el
25 de septiembre de 2021 - 05:30 h
stats