Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

Los trabajos en las fosas de Córdoba alcanzan el nivel de enterramiento de los represaliados

Trabajos sobre enterramientos normalizados en la fosa del Cuadro de los Dolores del cementerio de La Salud

Carmen Reina

0

Los trabajos iniciados hace un mes para exhumar a las personas represaliadas por el franquismo que fueron sepultadas en fosas comunes del cementerio de La Salud de Córdoba ya han alcanzado el nivel de enterramiento donde se encuentran los restos de las víctimas, bajo metro y sesenta centímetros de terreno.

El equipo de Themis Córdoba, la empresa encargada de realizar estos trabajos y conformada por una veintena de especialistas -entre antropólogos, sociólogos, arqueólogos, historiadores, topógrafos, cartógrafos y conservadores, entre otros-, trabaja actualmente en el cuadro de la Virgen de los Dolores del cementerio de La Salud, con dos excavaciones en paralelo donde los sondeos ya confirmaron la presencia de represaliados.

Hasta ahora -según ha podido comprobar en el lugar este periódico-, han podido excavar y extraer los restos de una treintena de enterramientos normalizados posteriores a la represión, que se encontraban en una de las zonas delimitadas en estos trabajos, por encima del nivel donde se encuentran las víctimas del franquismo. Ahora, en la otra zona de trabajo en paralelo, ahondarán al mismo nivel, estarán en disposición ya de desenterrar los restos de personas represaliadas que fueron asesinadas y arrojadas a las fosas en sacas de varias víctimas.

El coordinador del equipo de trabajo, Daniel Quiroga, explica cómo la tarea hasta ahora les ha llevado a delimitar la zona de actuación, los límites de la gran fosa sobre la que operan. Creada en el año 1932, se usó como depósito colectivo en esos años y posteriores, con enterramientos normalizados, hasta que llegó la represión y se utilizó para depositar allí a las víctimas.

Se sabe, por ejemplo, que “hay víctimas de bombardeos de 1938” -que también serán exhumadas dentro de estos trabajos-, además de otros enterramientos de 1948 y 1958. Pero el gran trabajo de recuperación de la memoria para las víctimas y sus familiares se centrará en rescatar los restos de los represaliados que, los sondeos, los testimonios orales y la documentación, sitúan en el cuadro de la Virgen de los Dolores, además de en otros cuatro cuadros de la zona alta del cementerio.

Precisamente hace poco más de dos años, en octubre de 2021, las excavaciones en el cuadro de la Virgen de los Dolores del cementerio de La Salud de Córdoba hallaron, bajo metro y sesenta centímetros de terreno, los restos de al menos trece personas, asesinadas y arrojadas unas encima de otras, confirmando la aparición de una gran fosa común de represaliados de la Guerra Civil. Sondeos como ese y los del cementerio de San Rafael arrojaron certeza sobre la realidad que testimonios orales y escritos, además de pruebas fotográficas, habían descrito: más de 4.000 personas fueron represaliadas y asesinadas durante la Guerra Civil y el franquismo en Córdoba, y arrojadas en su día a fosas comunes de ambos camposantos.

Ahora, 87 años después del inicio de aquel horror, las exhumaciones de las fosas que guardan los restos de las personas represaliadas comenzarán en breve.

Fosas localizadas en La Salud y San Rafael

Los trabajos se han iniciado en la fosa común situada en el cuadro de la Virgen de los Dolores, en el cementerio de La Salud, en la que se calcula que puedan estar sepultadas entre 500 y 800 víctimas asesinadas en los primeros meses del golpe militar en 1936.

Cerca, en el cuadro de San Ramón también se hallaron restos de personas represaliadas y se exhumaron a más de una veintena, obteniendo pruebas de ADN para cruzarlas con la de los familiares que buscan los restos de sus seres queridos. En otro cuadro, el de San Plácido, las catas arqueológicas también dieron resultado positivo y se sabe que allí reposan más represaliados en una fosa común.

En total, el estudio documental previo sobre las fosas del cementerio de La Salud y del de San Rafael señalan que en ambos camposantos de Córdoba se enterraron a más de 4.000 víctimas del golpe de estado de 1936 y el franquismo. Por eso, durante todo este tiempo, sus familiares han llamado a su petición de justicia y reparación, La causa de los 4.000.

Financiación de cuatro administraciones y la espera de los familiares

De su incansable reclamación nació el compromiso que alcanzaron las cuatro administraciones -Gobierno central, Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Ayuntamiento de Córdoba-, para financiar la mayor tarea de recuperación de víctimas en las fosas de ambos cementerios. En total, 1,6 millones de euros, a partes iguales entre las cuatro administraciones, gracias a un convenio de colaboración firmado por todas las instituciones en diciembre de 2020. Hasta casi tres años después, no ha arrancado la tarea de exhumación que acordaron.

En ese tiempo se llevaron a cabo distintos sondeos para ubicar las fosas que testimonios y documentos sitúaban en los cementerios de La Salud y en San Rafael. Y en ambos casos, el resultado fue positivo, hallando restos de personas represaliadas en 1936 y años posteriores, localizando así la ubicación exacta de las fosas en cada uno de los camposantos.

De un lado, en La Salud los trabajos de sondeo han concluido con el hallazgo de varias fosas en distintos cuadros del cementerio, entre ellos un enterramiento común de gran envergadura. De otro lado, en San Rafael, los expertos dieron finalmente con restos de varios cuerpos que alumbraban la ubicación de la fosa de este cementerio. El retraso en los plazos ha conllevado una reprogramación de las tareas de exhumación que ahora se prevén desarrollar hasta el año 2025.

Junto a ello, Dejadnos Llorar también reclama que se ponga en marcha la Oficina de Atención a los familiares de las víctimas. Fue un compromiso adquirido en la comisión interinstitucional que aborda este proyecto. Para las familias, es esencial que haya una Oficina de Atención para impulsar la recogida de ADN de los familiares e informarles de todo el proceso que se va a llevar a cabo, durante las tareas de exhumación de las fosas.

Etiquetas
stats