El teléfono para notificar situaciones de maltrato infantil recibió 243 llamadas desde Córdoba en 2021

Silueta de un menor

El Teléfono de Notificación de Situaciones de Maltrato Infantil (900 851 818) de la Junta de Andalucía recibió durante el pasado año 2021 un total de 4.501 llamadas de menores, de las que 243 provenían de la provincia de Córdoba.

La mayoría de las llamadas a este servicio gratuito, 3.086, fueron comunicaciones por posibles situaciones de maltrato, que generaron 2.770 expedientes en las diferentes delegaciones territoriales relativas a 4.328 niños y adolescentes, según ha precisado este domingo en una nota la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación.

Con respecto al año 2020, tanto el número total de llamadas --4.501 frente a 4.583--, como el número de comunicaciones de posibles situaciones de maltrato --3.086 frente a 3.254-- han experimentado un descenso del 1,79% y 5,16%, respectivamente.

Asimismo, ha disminuido un 3,15% el número de casos derivados --2.770 frente a 2.860-- y un 7,66% el número de niños y adolescentes afectados, contabilizando 4.328 frente a 4.687 en el año 2020.

Desde la Junta subrayan que los teléfonos de atención a la infancia y adolescencia facilitan a la ciudadanía atención directa para comunicar posibles situaciones de riesgo o desprotección, además de proporcionar información y atender consultas, tanto de personas adultas como de menores.

De los 2.770 expedientes abiertos, un total de 1.061 casos fueron valorados por los profesionales como leves o moderados (38,30%), siendo atendidos de forma inmediata por los Servicios Sociales de las Entidades Locales. El 61,70% de estos casos --1.709 llamadas-- fueron valoradas como graves y derivadas de inmediato a los servicios de protección de menores, según ha detallado la Consejería que dirige Rocío Ruiz.

Por provincias, Sevilla ha acumulado el mayor número de comunicaciones de posibles situaciones de maltrato con 832, que suponen el 26,96% del total; seguida de Málaga, con 529 casos (17,14%), Granada, con 418 llamadas, el 13,55%, y Cádiz, con 333 llamadas, el 10,79%.

La provincia con el menor número de las mismas ha sido Jaén, con 164, que suponen el 5,31%; a la que siguen Huelva, con 203 llamadas y el 6,58%; Córdoba, con 243 llamadas, el 7,87%, y Almería, con 320 llamadas que suponen el 10,37% del total.

Predominio de posibles negligencias

En relación con las tipologías de maltrato, la mayoría de las comunicaciones hacían referencia a posibles casos de negligencia o abandono de las necesidades físicas y psicológicas básicas de un menor, apareciendo en 1.893 casos, el 68,34% del total.

En segundo lugar, destacan las situaciones de maltrato emocional --con 1.583 llamadas, el 57,15%--, seguida de las comunicaciones alertando de maltrato físico --1.139 casos, y el 41,12%--, y, por último, con bastante menor frecuencia, la violencia sexual, que registra 155 casos, el 5,59% del total.

Desde la Consejería ponen de manifiesto que un mismo menor puede sufrir varios tipos de maltrato, de ahí que no coincida el número de situaciones denunciadas con el número total de denuncias.

Respecto al sexo de los menores implicados, el 46,58% (2.016) fueron chicos; el 47,02% (2.035) niñas, y se desconoce para el 6,40% restante (277). En relación con la edad, el 29,78% (1.289) tenía entre cero y cinco años; el 33,83% (1.464) entre seis y once años; el 33,78% (1.462) se encontraba entre los 12 y 17 años, y se desconoce la edad para el 2,61% restante (113 casos).

Sobre el origen de las llamadas, en el 4,84% de los casos derivados a los servicios competentes fueron los propios niños o adolescentes afectados quienes realizaron la llamada (134 casos), frente al 11,12% de comunicaciones realizadas por familiares (308).

Otras 33 llamadas fueron realizadas por personas con otra relación con los menores, mientras que 18 llamadas (0,65%) correspondieron a profesionales. Tan solo una de las llamadas (0,03%) procedía de personas vecinas o allegadas a los niños afectados. En el 82,17% de los casos derivados las personas no facilitaron esa información (2.276).

Respecto al resto de líneas de atención a la infancia de las que dispone la Junta de Andalucía a través de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, el teléfono de información general en materia de infancia y adolescencia (900 92 11 11) recibió a lo largo del pasado año 1.139 llamadas, un 8,89% más respecto a 2020, cuando se registraron 1.46 llamadas.

De la misma manera, en la Línea de Ayuda a la Infancia (116111) se recibieron durante 2021 un total de 76 llamadas, una más que en 2020, de las que el 48,61% --35 llamadas-- fueron realizadas por personas adultas. De las 37 llamadas (51,39%) realizadas por personas menores de edad, 15 de ellas correspondieron a chicos y las otras 22 a chicas.

Las líneas de Atención a la Infancia y la Adolescencia están interconectadas con la aplicación 'Simia', que permite la notificación de manera electrónica e inmediata sobre las posibles situaciones de maltrato leve-moderado o grave comunicadas a través de las llamadas tanto a los Servicios de Prevención y los Servicios de Protección de Menores de las Delegaciones Territoriales como a los servicios sociales de las entidades locales.

Etiquetas
stats