Salud avala que las reuniones de familias de alumnos se hagan en lugares bien ventilados de colegios

Trabajadoras en un colegio de Andalucía.

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía no ve necesario imponer “limitaciones” a la celebración, en centros escolares, de reuniones con familiares de alumnos, aunque recomienda que, si se celebran en espacios interiores, éstos estén “bien ventilados” para prevenir contagios de Covid-19.

Así se recoge en el documento de recomendaciones de prevención y protección ante casos de Covid-19 en centros y servicios educativos docentes no universitarios de Andalucía elaborado por la Consejería de Salud y Familias para el curso 2022/2023, y que abordó el Consejo de Gobierno en funciones en su reunión del pasado martes, 5 de julio.

La Junta, que no descarta que “nuevas situaciones o cambios significativos en la epidemiología de la Covid-19 a lo largo del próximo curso escolar” motivaran que fuera necesaria “una revisión” de estas recomendaciones o “la adopción de medidas específicas”, parte en este documento de recomendaciones, consultado por Europa Press, del “principio orientador” de que los centros deben mantenerse “abiertos durante todo el curso escolar, desarrollando con normalidad tanto su labor educativa como los servicios y actividades complementarias y extraescolares que se programen, incluidos los dirigidos al alumnado especialmente vulnerable frente a la Covid, siempre y cuando la situación epidemiológica lo permita, en base a las indicaciones de las autoridades sanitarias”.

Además, como “recomendaciones para la limitación de contactos”, y en la situación epidemiológica actual --en niveles de alerta cero, uno y dos--, desde la Consejería de Salud “no se establecen limitaciones de contacto entre los diferentes grupos-clase tanto en interiores como en exteriores, en ninguno de los niveles o etapas educativas del ámbito de este documento”.

De igual modo, “no se establecen limitaciones a las reuniones con las familias que programen los centros, recomendándose que, cuando se realicen en espacios interiores, estos estén bien ventilados”. Además, se precisa que, “en todo caso, deberán cumplirse las medidas de prevención e higiene que estén vigentes en ese momento”.

Asimismo, “se recomienda fomentar, en la medida de lo posible, el uso de los espacios al aire libre”, y “que los eventos deportivos o celebraciones que tengan lugar en los centros educativos que se realicen siempre que se pueda al aire libre y acorde a las mismas condiciones que sus homólogos en el ámbito comunitario”.

USO DE MASCARILLAS Y VENTILACIÓN

Por otro lado, el documento recuerda que, “de acuerdo a la legislación vigente, en los centros y servicios educativos no es obligatorio el uso de la mascarilla, sin perjuicio de que pueda utilizarla el alumnado que lo considere conveniente”, y al respecto se señala que “debe cuidarse y prevenirse el estigma de las personas que, con condiciones de riesgo para el Covid-19, o por decisión personal, sigan utilizando las mascarillas en cualquier entorno del ámbito educativo en el que no sea obligatorio”.

Además, el uso de la mascarilla sí “se contempla como obligatorio en los autobuses, así como en los transportes públicos de viajeros a partir de seis años, salvo en personas con algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de mascarilla, personas que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización”.

De igual modo, el documento de la Consejería de Salud incluye recomendaciones relativas a la ventilación de los centros, respecto de lo cual se sugiere que preferentemente sea “natural cruzada, con reparto de aperturas parciales”, si bien ésta pueda ser “complementada o sustituida con ventilación mecánica en casos necesarios, siempre que siga un buen mantenimiento y una adecuada recirculación con aire exterior”, según apostilla el departamento que dirige en funciones Jesús Aguirre.

“En caso de ser necesario el uso de ventiladores de aspa, se recomienda que su uso se complemente, en lo posible, con una ventilación natural cruzada, en aquellos no situados en el techo”, según abunda el documento de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, desde donde, además, y “dada la situación epidemiológica actual”, se recomienda “buscar un equilibrio entre el confort térmico, los requerimientos de eficiencia energética y la ventilación natural o forzada”.

Etiquetas
stats