El perfil mayoritario del autónomo cordobés permanece inalterable desde hace quince años

Dos repartidores en Córdoba

El perfil medio de la persona autónoma en Córdoba permanece inalterable desde el año 2007 y es el mismo: un hombre español, de 40 a 54 años, que cotiza la base mínima, se dedica al sector servicios sin personas asalariadas a su cargo, con dedicación a una única actividad y con más de cinco años de antigüedad en su negocio.

Son los datos que arroja el estudio sobre el trabajo autónomo en Córdoba presentado este martes por la secretaria de Empleo de CCOO de Córdoba, Ana Belén Acaiña, y que evidencia, en la línea de los análisis que viene haciendo este periódico, que, aunque se han tomado medidas para fomentar el emprendimiento entre jóvenes y mujeres, el perfil del autónomo cordobés se mantiene invariable desde hace quince años.

Los autónomos cordobeses suponen el 9% de los que hay en Andalucía. La provincia se sitúa en la línea ascendente que viene experimentando este colectivo y de la que sacan pecho en el Gobierno Andaluz y las asociaciones de profesionales autónomos, a pesar de que la estadística esconde algunas sombras (demográficas, en su mayoría) a las que conviene prestar atención, y que en Córdoba son muy llamativas.

Máxime cuando, en comparativa y según CCOO, los datos “aún han sido más catastróficos” debido a la crisis sanitaria de 2020, que ha situado el total de personas ocupadas de Córdoba en 277.595 personas en 2020, lo que supone una caída del 9,56% con respecto a 2008. En el año 2021 se ha recuperado toda esa caída, situándose en 297.365 personas ocupadas, un 7,12% más que en 2020. 

Si lo que se mira es el número de autónomos, los datos de los últimos cinco años (2016-2021) muestran un aumento del 4,5%, lejos del 8,9% registrado en Andalucía, aunque por encima de la media española, que está en el 3,1%. En este ámbito, el peso de las personas afiliadas al Régimen Especial de Autónomos de Córdoba está en la media de Andalucía (17,3%).

El perfil del autónomo

El informe muestra que más del 69% de las personas autónomas en Córdoba pertenece al sector Servicios, seguido del sector agricultura con un 15,50%. Comercio al por mayor y al por menor, reparación de vehículos de motor y motocicletas; transporte y almacenamiento; y hostelería, es el sector de actividad donde más ha aumentado el número de personas autónomas desde el 2015.

En cuanto a la edad, Córdoba, al igual que Andalucía y España, presenta un sector de autónomos envejecido, lejos de la idea de emprendimiento juvenil que se vende desde los distintos gobiernos. Así, el 73,95% de los autónomos en España, el 70,44% de Andalucía y el 72,81% de Córdoba tienen más de 40 años.

El porcentaje de personas menores de 25 años en el conjunto nacional es insignificante, apenas alcanza el 2% del total, frente al 2,49% de Andalucía y el 2,24% de Córdoba. Además, tres de cada cuatro autónomos cordobeses se lo montan por su cuenta. El 75,47% de las personas autónomas no tienen personas asalariadas a su cargo, sino que se centran exclusivamente en el autoempleo.

Por su parte, el número de personas autónomas de nacionalidad extranjera en Córdoba ha aumentado con respecto a 2016 un 41,03%, para un total de 904 personas. Sin embargo, en Córdoba el número de emprendedores extranjeros es de un 2,65%, mucho menor que en Andalucía (10,20%) y España (12,81%). Córdoba no atrae a los autónomos extranjeros.

Para CC.OO., un aspecto preocupante es la baja cotización de las personas afiliadas al RETA. El 86,58% cotiza por la base mínima y menos del 5% lo hace por 1,5 veces la base mínima o más. La cotización tiene un efecto directo en las pensiones. El número total de pensiones de personas afiliadas al RETA en Córdoba en 2021 se situó en 28.045 pensiones, de las que un 65,88% corresponde a pensiones de jubilación.

La cuantía media de las pensiones en Córdoba es 709,83 euros, aproximadamente 16 euros superior a la cuantía de la media andaluza (693,54 euros). Por sexo, en Córdoba la cuantía de las pensiones en el caso de los hombres es de 802,58 €, 212 euros superior a la pensión media para las mujeres (590,19 €). Por tipo de pensión, la mayor cuantía media pertenece a la pensión de jubilación (773,71 euros), seguida de la pensión de incapacidad permanente (709,86 euros).

Propuestas

De este modo, el sindicato reclama la mejora de los derechos de las personas trabajadoras autónomas, una mejora que está ligada a un “necesario cambio de cultura empresarial que debe venir apoyado e impulsado tanto por las propias empresas como por los distintos gobiernos con el objetivo de generar procesos de transición justa que permitan el crecimiento de nuestro modelo económico hacia cotas superiores no sólo cuantitativamente hablando, sino también cualitativamente, continuando una senda, que ya se ha iniciado, para la mejora de los derechos de las personas autónomas, como colectivo clave para el desarrollo económico”.

Para CCOO, las propuestas deben mirar directamente a las personas autónomas desde distintos niveles políticos. Así, “entendemos que el gobierno de España debe velar por la puesta en marcha de políticas dirigidas a facilitar la financiación de las mismas a través de la constitución de una banca pública con dimensión suficiente para influir en las condiciones del crédito, garantizar la inclusión financiera y lograr los objetivos sociales y relacionados con el desarrollo local, asegurando la correcta transmisión de la política monetaria”, señaló Acaiña que añade que el Gobierno debe “promover la fusión o asociación de trabajadores y trabajadoras autónomas con el objetivo de aunar recursos y esfuerzos para el desarrollo de proyectos de mayor dimensión nacionales e internacionales”.

El sindicato también aboga por acometer reformas en materia de Seguridad Social de las personas autónomas a través de un sistema de tributación y cotizaciones progresivo y basado en ingresos reales; así como la mejora del sistema de protección social y reclama dotar a la Inspección de Trabajo de los medios necesarios para la lucha contra los abusos relacionados con falsos autónomos y los límites de la “laboralidad” de TRADES (trabajadores autónomos económicamente dependientes).

Asimismo, CCOO ve necesario facilitar y promover la conciliación de la vida laboral, personal y familiar de las personas autónomas y, a nivel general, mejorar el poder adquisitivo de las personas consumidoras dando cumplimiento a la subida del Salario Mínimo Interprofesional en España acordada en 2021 y que servirá para potenciar la demanda interna.

En relación al gobierno andaluz y dentro de sus competencias de fomento, CCOO cree que se debe apostar por la puesta en marcha de políticas que fomenten proyectos empresariales viables en Andalucía que “aporten valor añadido a nuestra economía, lo que requiere del afianzamiento de la red de CADEs como servicios de asesoramiento técnico y de acompañamiento”, apunta la responsable sindical que también reclama “orientar mediante incentivos la creación y consolidación de una nueva cultura empresarial, para ello es clave la capacitación de las personas en materias tales como: conciliación y políticas de igualdad, prevención de riesgos laborales, participación, medio ambiente y desarrollo sostenible...”.

Por otra parte, CCOO pide al Gobierno andaluz estimular la aglomeración o concentraciones de unidades productivas que permita consolidar proyectos, afrontar nuevos retos y consolidar la creación de empleo estable y riqueza en nuestra comunidad, así como poner en marcha planes formativos específicos para las personas autónomas relacionados principalmente con los procesos de transformación digital.

Junto a ello, el sindicato ve necesario desarrollar líneas de financiación de proyectos de transformación digital de los negocios de las personas autónomas y evaluar de manera constante las medidas lanzadas hacia los trabajadores y trabajadoras autónomas para conocer su impacto real.

Etiquetas
stats