La natalidad aumentó en 2021 en Córdoba, justo después del confinamiento

Mano de un bebé.

El índice de natalidad volvió a aumentar en Córdoba tras años de caída en picado justo después del confinamiento. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de nacimientos por cada 1.000 habitantes en la provincia de Córdoba en 2021 fue de 7,44. En 2020, el año de la pandemia, la natalidad en Córdoba se hundió a su nivel mínimo desde que hay registros, y fue de 7,21 nacimientos por cada 1.000 habitantes.

Por provincias, el INE mide el índice de natalidad desde 1975. Desde entonces, el año en el que estuvo más alto fue precisamente en 1976. En aquel año el índice de natalidad de Córdoba era de 17,58 nacimientos por cada 1.000 habitantes. Ahora ha descendido en casi tres veces, según los datos del INE. La natalidad se ha contraído y por tanto el crecimiento natural de la población.

Desde 1976 comenzó un lento descenso en el índice de natalidad en la provincia de Córdoba. Todos los años bajaban los nacimientos salvo en 1992, 2003, 2006 y 2008. Estos tres últimos años coincidieron con la llegada a la provincia de Córdoba de inmigrantes. Desde 2008 hasta 2021 siempre había decrecido la natalidad en la provincia, salvo en este último año que ha vuelto a aumentar, aunque levemente.

En Córdoba, además, ha aumentado la tasa de fecundidad. En 2021 se registraron 34,67 nacimientos por cada 1.000 cordobesas. En 2020 fueron 33,29. En el año 1975 eran 75 alumbramientos por cada 1.000 cordobesas.

Eso sí, aunque haya repuntado la natalidad, los datos de 2021 siguen siendo peores que los de 2019, el año anterior a la pandemia, aunque levemente. El número total de habitantes sigue decreciendo en la provincia a causa, sobre todo, del incremento de la mortalidad.

Así, en la provincia de Córdoba la tasa de mortalidad de 2021 fue la más alta de la serie. El año pasado murieron en Córdoba 10,72 personas por cada 1.000 habitantes de media, según las cifras del INE. El dato es incluso superior al de 2020, el año de la pandemia. En 1975, la tasa de mortalidad en Córdoba rondaba las ocho personas por cada 1.000 habitantes.

En resumen, con una tasa de natalidad de 7,44 niños por cada 1.000 habitantes y una de mortalidad de casi 11, la población cordobesa no puede sino decrecer salvo una llegada masiva de inmigrantes.

Etiquetas
stats